EFESevilla

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha advertido de que España habrá "fracasado" como Estado si no hay solidaridad interterritorial y ha asegurado que si el Gobierno central pretende "romper" ese principio la comunidad hará valer "su peso político, demográfico e institucional".

En una entrevista con la Agencia EFE, Moreno ha dicho que nota en el Gobierno "una absoluta incomprensión de lo que es Andalucía" y de sus anhelos, además de una "vía política" en la que se ve a la comunidad como "un obstáculo para algunas cosas que pretenden hacer".

"Si pretenden romper la igualdad entre españoles vamos a estar categóricamente enfrente", ha afirmado Moreno, quien no comprende "cómo la supuesta izquierda no cree en algo tan esencial como es el principio de igualdad entre españoles".

Ha alertado sobre la relevancia de un momento en el que se está hablando de "prestigiar las relaciones" del independentismo catalán con el Gobierno y de favorecer a una comunidad "sobre otra".

Sin embargo, ha criticado que el presidente, Pedro Sánchez, no ha respondido a sus solicitudes de reunión tras "muchos días" y ha mostrado su sorpresa por las "prisas" que sí ha tenido para mantener un encuentro con un presidente "inhabilitado, amortizado desde el punto de vista político y social, y claramente independentista y rupturista", en referencia al presidente catalán, Quim Torra.

Moreno toma esa actitud como "una declaración de intenciones" porque para Sánchez "la comunidad más poblada parece que no es prioritaria, pero sí lo es Cataluña", a lo que ha añadido: "Cuando uno no se reúne con Andalucía ya se están diciendo cosas".

"Estoy llamando a una puerta, pero si me pegan un portazo será responsabilidad de quien me pega el portazo", ha manifestado a Efe Moreno, quien ha garantizado que él quiere y tiene la obligación de intentar "entenderse" con el Gobierno, "pero al mismo tiempo defender a Andalucía".

Ha hecho referencia a lo que considera como los principales agravios a la región, entre ellos el impago de los 537 millones del IVA de 2017, la reducción de las entregas a cuenta, el perjuicio por el actual modelo de financiación o las "contrarreformas" que se están poniendo en marcha.

El Gobierno andaluz utilizará todos los instrumentos que tiene a su alcance, incluidos los recursos a instancias judiciales, para reclamar lo que considera que le corresponde, ha indicado.

Moreno también ha aludido a otras cuestiones pendientes que no se han solucionado, como es la infrafinanciación de la dependencia, los "problemas brutales" del ferrocarril en el interior, la falta de conexión para evacuar la energía alternativa que se genera o la falta de autorización para ampliar la policía adscrita.

Respecto a la reciente reunión de Sánchez con el líder del PP, Pablo Casado, el presidente andaluz ha esgrimido que "cheques en blanco no hay" y que tendrá que deshacerse de los "compromisos nocivos" que rubricó para su investidura.

Ha señalado que Casado está actuando "como hombre de Estado" y ha opinado que es "muy difícil" llegar a acuerdos en materia judicial cuando "de manera unilateral" Pedro Sánchez decide hacer Fiscal General del Estado a la exministra Dolores Delgado y cuando toma decisiones "que afectan a la unidad territorial de España".

Moreno ha asegurado que se siente cómodo con los postulados del PP nacional, aunque eso no quiere decir que piense "al cien por cien igual", pero ha explicado que eso algo normal que le pasa con cualquier compañero, también dentro del Consejo de Gobierno.

EnriqueBermúdez-Juan Lara