EFESevilla

El padre del centrocampista francés del Sevilla Steven Nzonzi le ha comunicado por escrito al club andaluz que su hijo desea ser traspasado, a pesar de que tiene contrato en vigor hasta el 30 de junio de 2020, con una cláusula de rescisión unilateral de 40 millones de euros.

Nzonzi, de 29 años y actualmente en el Mundial de Rusia con la selección francesa, ha remedado con su maniobra el denominado 'transfer request', una figura mediante la que los jugadores de la liga inglesa pueden forzar a sus clubes a traspasarlo pero que "no tiene ningún valor legal en España", indicaron a Efe fuentes del Sevilla.

Los rectores de la entidad sevillista se remiten así al pago de la cláusula de rescisión, si bien cinco de los cuarenta millones de la misma correspondería al futbolista, quien maneja una oferta del Arsenal inglés, en el que, de concretarse su salida, se reencontraría con Unai Emery, el primer entrenador que lo dirigió en el Sevilla.

Steven Nzonzi llegó al Sevilla en el verano de 2015 procedente del Stoke City inglés, que cobró por su traspaso unos cinco millones, y en tres temporadas en el conjunto hispalense ha disputado 136 partidos, entre ellos la final de la Liga Europa ganada en 2016 al Liverpool.