EFESevilla

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, entregó este lunes el trofeo de la Copa del Rey al presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, tras el "satisfactorio" acuerdo alcanzado que permitirá recuperar el sevillano Estadio de La Cartuja como sede de las cuatro próximas finales del torneo.

En un acto en el Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta, Moreno y Rubiales escenificaron este acuerdo ante el trofeo que acredita al campeón de "uno de los acontecimientos deportivos más importantes de España", como destacó el presidente andaluz, y en cuya placa aún lucía el nombre del Valencia como su último vencedor.

El presidente de la Junta agradeció la predisposición de Rubiales, que como andaluz "conoce muy bien" Andalucía y la "pasión por el fútbol que hay en esta tierra", y de toda la RFEF para que el "trabajo arduo y complejo" hecho por la Consejería de Educación y Deporte haya llegado "a buen término" junto a otras instituciones.

Para Moreno, "a pesar de la complejidad que supone tomar una decisión de este calibre, habéis acertado y poca crítica vais a tener, y se va a comprobar en estos años", indicó Moreno al dirigente federativo, que resaltó, por su parte, el "tremendo esfuerzo" de la consejería que dirige Javier Imbroda para que el proyecto haya fructificado.

"Todos juntos hemos creado un equipo que va a hacer que un estadio emblemático como La Cartuja vuelva a vivir sus mejores días, y estamos trabajando por más cosas porque en Andalucía quieren más, que las selecciones vengan y también pelear por una final de la Copa de la Reina como la del año pasado en Granada", dijo Rubiales.

Además de mostrarse "orgulloso" en este sentido de que Andalucía quiera ser "la casa de la Federación", dio las gracias al Gobierno andaluz por haber "apostado por traer la Copa" a Sevilla, cuya próxima final "va a ser apasionante".

En el acto, al que también asistieron Imbroda y el presidente de la Federación Andaluza, Pablo Lozano, entre otras personalidades, el presidente andaluz también incidió en el "enorme e inteligente esfuerzo" hecho por el equipo que dirige su consejero y exseleccionador español de baloncesto, y expresó su "alegría" por este acuerdo.

"Hemos logrado, no conseguir ser sede permanente, que es lo que nos gustaría, pero sí albergar durante casi un lustro las finales de Copa, y eso sólo supone ventajas para la promoción de Andalucía y de Sevilla por el retorno económico y social para la comunidad, y para ayudar a que se conozca mucho más nuestra tierra", afirmó Moreno.

Añadió, además, que conllevará "recuperar" y "poner en valor una de las grandes infraestructuras deportivas de Andalucía", un "estadio de nueva generación" y con "características óptimas en todos los sentidos" como el de La Cartuja, fruto de un "sueño olímpico que tristemente quedó frustrado" y que "nunca" van a descartar "para Andalucía".

"Es verdad que queremos más y vamos a hablar de la Copa de la Reina y de que la selección venga con más asiduidad, y que la Federación Española nos tenga siempre presente y sepa que al sur del sur hay un territorio que ama al fútbol, al deporte y a la selección", manifestó el presidente de la Junta.

Auguró "un gran éxito" a la próxima final copera y deseó que, como equipo andaluz, alce el trofeo el Granada, uno de los semifinalistas junto con Athletic de Bilbao, Mirandés y Real Sociedad.