EFESevilla

La economía andaluza creció el 2,1 % el año pasado, dos décimas más que la media nacional, por lo que recuperó convergencia con la economía española, por primera vez en lustros, según el Observatorio Económico de la Universidad Loyola, presentado este jueves en Sevilla.

Este mejor comportamiento de la economía andaluza se explica por el mayor dinamismo del sector servicios andaluz, que también tiene un peso más importante que en España, y porque la ralentización económica ha sido menor en la comunidad autónoma que en el resto del país, según ha explicado el director de este observatorio económico, Olexander Nekhay.

“Es bueno que Andalucía haya crecido dos décimas más que España, pero esto no es tan importante, porque parte de una situación más baja; Andalucía debería de crecer mucho más”, ha opinado.

Andalucía crece ligeramente más que España desde el tercer trimestre de 2018, según este observatorio, cuyas predicciones se han incorporado al panel macroeconómico de España que al elabora la Fundación Funcas.

El Observatorio de la Universidad Loyola prevé un crecimiento de la economía andaluza del 1,6 % para este año, una tasa igual que la prevista para España, por lo que no se volverá a producir una convergencia económica de Andalucía con la media nacional.

El empleo crecerá en Andalucía este año el 1,8 %, un punto menos que el 2,8 % registrado en el 2019, con lo que la tasa de paro, que el año pasado se redujo hasta el 21,2 % de la población activa bajará un punto, hasta el 20,2 %, al final del presente ejercicio.

Este crecimiento del empleo en Andalucía en este año será una décima superior al de la media española, que aumentará el 1,7 %, según estas previsiones.

“La creación de empleo se ha ralentizado en España en los últimos años y casi se ha estancado", ha señalado el profesor Nekhay.

Ha valorado al aumento de las exportaciones que registra la economía andaluza en los últimos años que, ha remarcado, ha paliado, fenómenos adversos, como los aranceles impuestos por la Administración Trump o las incertidumbres internacionales.

El secretario general de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Luis Fernández-Palacios, ha señalado que 2019 ha sido un “buen año” para la economía andaluza, pese a las incertidumbres y riesgos que ha tenido que afrontar, como el “brexit” o las tensiones internacionales.

Fernández-Palacios ha valorado que Andalucía haya logrado cerrar el pasado ejercicio con datos históricos de afiliación y de empleo, lo que le ha permitido convertirse en "el motor de la creación de empleo a nivel nacional", a pesar de la ralentización económica.

También ha destacado el buen comportamiento de las exportaciones gracias a la internacionalización que ha consolidado la empresa andaluza.