EFESevilla

El consejero de Hacienda y Financiación Europea, Juan Bravo, ha defendido este jueves la importancia de aprobar los presupuestos andaluces para 2022 y no prorrogarlos por falta de acuerdo parlamentario, ya que van a crecer de forma importante porque incorporarán una inyección de unos 4.000 millones en fondos europeos y los de recuperación tas la pandemia Next Generation.

En una entrevista en Canal Sur Radio, ha precisado que "no se entendería que en estos momentos tan difíciles no haya presupuestos" en Andalucía, ya que son los de la "recuperación" e incluyen esa dotación de fondos europeos, equivalente a un 2,5 del PIB andaluz, y ha avanzado que intentarán llevarlos al Parlamento a finales de octubre en los primeros diez días de noviembre.

En caso de que no contaran con suficiente apoyo parlamentario para su aprobación el Gobierno andaluz tendría que prorrogar los de 2021 y esto supondría, según el consejero, no contar con estabilidad ni planificación económica a largo plazo ya que habría que gestionar mes a mes, lo que dificulta llevar a cabo proyectos, obras y contrataciones.

Ha explicado la comparación de esas dos posibilidades con una familia en la que el padre sabe que su trabajo es indefinido y que su empresa va bien con otra en la que le renueven el contrato mes a mes, lo que hace que la planificación y la estabilidad sean distintas en ambos casos.

"Andalucía requiere un presupuesto y será difícil oponerse", ha afirmado el consejero de Hacienda, quien ha señalado que Vox es el socio prioritario para pactar las cuentas, al igual que en los tres años anteriores.

Ha reconocido que Vox pide el cumplimiento íntegro de lo pactado en 2021 para apoyar los presupuestos de 2022 y ha asegurado que el gobierno andaluz ha cumplido "no menos del 80 o 90 por ciento", aunque algunas cuestiones van con retraso por procedimientos administrativos como los avales para jóvenes para comprar una vivienda, ha precisado.

En relación a la subida de la factura eléctrica, el consejero de Hacienda ha negado que sea una "guerra de las eléctricas contra el gobierno central" sino que se debe a una "falta de planificación que se avisó desde hace tiempo" y ha recordado que cuando el PP estuvo en el poder se encontró un déficit eléctrico tarifario de 25.000 millones y puso en marcha, pero es "sorprendente que cuando están ellos otra vez en el poder surge el problema de la luz", que al final "tienen que pagar los españoles y eso no se puede permitir", ha lamentado.