EFEGerena (Sevilla)

La empresa Cobre las Cruces (CLC), que explota su mina de cobre en Gerena (Sevilla), ha planteado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para unos 200 trabajadores, cuyos contratos serán extinguidos al terminar la vida útil de la explotación sin permisos para seguir con la actividad.

Según han informado a Efe fuentes de la compañía, el yacimiento de mineral que ha venido explotando desde 2009 se encuentra ya agotado y aún no cuenta con los permisos administrativos para la puesta en marcha del nuevo proyecto minero, con minería subterránea y nueva planta polimetalúrgica.

Estas autorizaciones dependen de la Junta de Andalucía y el Gobierno de España y se encuentran desde 2018 en proceso de tramitación, aunque la compañía ha logrado, a través de la innovación, “mantener la actividad de manera mínima durante los próximos dos años”, con trabajos de reprocesamiento del mineral de la primera etapa de producción.

“Esto ha permitido evitar el cierre total y la extinción de prácticamente todos los puestos de trabajo en la mina a partir de enero de 2021, aunque la producción de cobre y la rentabilidad previstas durante este proyecto transitorio van a ser muy limitadas”, según las fuentes.

De esta forma, van a ser dos años de transición en los que no va a haber extracción de nuevo mineral, “ y muchas tareas industriales dejarán de realizarse, además de que la producción prevista será seis veces menor que la actual, pasando de 6.000 a 1.000 toneladas de cobre mensuales”, ha indicado la compañía.

De este modo, "en las actuales circunstancias se van a poder conservar, no todos, pero sí una parte muy importante de los puestos de trabajo durante este periodo transitorio de producción”, por lo que “se ha abierto un proceso de diálogo con los representantes de la plantilla con la voluntad de lograr el mejor acuerdo para todas las partes”, ha precisado.

Según la empresa, el ERE presentado por CLC regula las salidas de personal que se van a producir durante los próximos tres años, “lo que se ha hecho a petición de la parte sindical, con el objetivo de que todo el personal que salga de la empresa a lo largo de este periodo lo haga con las mismas condiciones y garantías”.