EFEGranada

La cooperativa de distribución alimentaria Covirán, de origen granadino y que cuenta con más de 2.870 supermercados en España y Portugal, ha decidido reducir azúcar, sal y grasas saturadas de casi 200 productos de su marca propia con el objetivo de combatir la obesidad y el sobrepeso.

La firma mantiene abierta sus líneas de colaboración con sus proveedores para mejorar la calidad del surtido de marca propia, que se han visto reforzadas ante la creciente preocupación de los consumidores por llevar una vida saludable.

La cooperativa tiene previsto finalizar en los próximos meses el compromiso con el Ministerio de Sanidad de reducir el contenido de azúcar, sal y grasas saturadas de un amplio surtido de artículos de marca propia.

En concreto, casi 200 referencias se han reformulado para velar por la salud de los consumidores atendiendo a la llamada de las administraciones para prevenir la obesidad.

En la misma línea de combatir enfermedades como el sobrepeso, Covirán sustituyó el aceite de palma por otro más saludable, como es el de girasol, en la mayor parte de los productos de bollería.

Con motivo del Día Mundial de la Alimentación que se conmemora este 16 de octubre, la presidenta de Covirán, Patro Contreras, ha resaltado este viernes el esfuerzo por adaptar los productos a las necesidades nutricionales de los consumidores.

"Nuestro objetivo sigue siendo la salud y el bienestar de nuestros clientes, una prioridad que se traduce en distintas líneas de trabajo para garantizar la seguridad y la calidad de los productos que los clientes tienen a su disposición en los puntos de venta de los socios", ha subrayado.

La cooperativa mantiene su alianza con casi 2.500 proveedores, muchos de ellos pequeños productores locales y cooperativistas.