EFEMálaga

El mercado de oficinas de Málaga es el más activo de Andalucía, y concita el interés de multinacionales extranjeras, en especial de las pertenecientes al sector tecnológico, y empresas nacionales de primer nivel, según datos de la consultora Savills Aguirre Newman.

Málaga, la provincia andaluza con mayor creación de nuevas empresas, cuenta con el mercado de oficinas más activo en la comunidad, con una renta máxima de cierre registrada en 18,5 euros el metro cuadrado, ha señalado la consultora inmobiliaria.

La capital dispone de apenas medio millón de metros cuadrados y una ocupación del 95 por ciento, lo que ha originado que "haya menos de un 5 por ciento del 'stock' disponible", y "deja evidencias de que el tamaño del parque es insuficiente".

A este respecto, los expertos indican que ello se pone de manifiesto al compararlo con otras ciudades como Sevilla (con 1,3 millones de metros cuadrados), Zaragoza (1,08 millones) o Valencia (728.000).

La responsable de oficinas en Andalucía en Savills Aguirre Newman, ha apuntado que "debido a la poca oferta de la que dispone Málaga es muy necesaria la incorporación de nuevos proyectos y edificios que permitan que este crecimiento sostenido continúe".

Ha añadido que "las fantásticas conexiones con capitales europeas, la calidad de vida y unos parámetros económicos más benignos que los mercados principales, hacen a Málaga la capital andaluza más atractiva para el trabajo, e igualmente para modelos flexibles de teletrabajo”.

Los expertos de Savills Aguirre Newman puesto en valor las primeras operaciones de inversión de edificios exclusivos de oficinas en Málaga.

"La ciudad ya genera interés en los fondos internacionales", ha afirmado García, que ha explicado que esto es patente en las operaciones cerradas en los últimos dos años y que ponen de manifiesto "rentabilidades más atractivas que los mercados principales como Madrid y Barcelona".

Asimismo, los expertos sostienen que las rentas de las oficinas no se han visto afectadas en este mercado como en los de Madrid y Barcelona por la pandemia debido a que "se comporta de manera más estabilizada" que las grandes ciudades.

En cuanto a las perspectivas del sector en general, han asegurado que el segmento de oficinas tendrá que evolucionar durante este año para poder competir y captar a las empresas que estén buscando una nueva sede o ubicación.