EFESevilla

El número de hipotecas sobre viviendas formalizadas en enero en Andalucía aumentó el 17,3 % en relación con el mismo mes del año anterior, casi el triple que el incremento medio registrado en España, que fue del 6,1 % interanual.

El pasado enero se registraron en Andalucía 7.173 hipotecas, lo que situó a la comunidad autónoma como la segunda con una mayor actividad hipotecaria, tras la Comunidad de Madrid, donde se firmaron 8.160 hipotecas, y por encima de Catalun~a, con 5.404 viviendas hipotecadas.

El número de hipotecas constituidas en enero en Andalucía aumentó el 41,1 % con respecto a diciembre del 2019, según los datos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE) que no recogen el impacto de la paralización económica generada meses después por la crisis del coronavirus en España.

En España se constituyeron en enero 39.314 nuevos contratos hipotecarios, una cifra que superó en casi un 30 % a la correspondiente a diciembre de 2019.

El capital prestado en estas hipotecas en Andalucía en el primer mes de este año alcanzó los 707,88 millones de euros, lo que supuso el 20,2 % más que en diciembre del 2019 y el 8,4 % superior al de enero del año pasado, lo que situó a la comunidad autónoma como la tercera en cuantía de estos préstamos, tras la Comunidad de Madrid (1.231,8 millones de euros) y Catalun~a (791,4 millones).

Las comunidades con mayores tasas de variacio´n anuales en el nu´mero de hipotecas sobre viviendas fueron el Principado de Asturias (90,8 %), Illes Balears (70,9 %) y Comunidad Foral de Navarra (69,3 %).

Por su parte, las autonomías con las tasas de variacio´n anuales más negativas son Comunidad de Madrid (–22,7 %), Pai´s Vasco (–12,0%) y La Rioja (–5,9%).

La Comunidad Foral de Navarra, con el 58,7 %, fue también la comunidad autónoma con la mayor tasa de variacio´n anual en el capital prestado, seguida de Extremadura (35,9 %) e Illes Balears (33,9 %).

Por el contrario, los mayores descensos se registran en Comunidad de Madrid (–10,9 %), Pai´s Vasco (–9,0 %) y Castilla – La Mancha (–8,3 %).