EFEAlgeciras (Cádiz)

El Puerto de Algeciras (Cádiz) cerró 2020 con un tráfico total de 107,3 millones de toneladas, un 1,94 por ciento menos que el año anterior, aunque superando por quinto año consecutivo los cien millones de toneladas a pesar de la pandemia.

Así lo ha detallado hoy en un rueda de prensa el presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA), Gerardo Landaluce, quien ha reclamado inversiones en infraestructuras, en especial en el enlace ferroviario.

En lo que concierne a los tráficos, el pasado año acabó con 107.296.854 millones de toneladas de tráfico total movido en la dársena algecireña y a pesar de que supone un descenso del 1,94 por ciento con respecto a 2019, la cifra está al nivel de 2018.

Según ha destacado Landaluce, el Puerto de Algeciras mueve el 21 por ciento del tráfico total del sistema portuario español, una de cada cinco toneladas.

El tráfico de contenedores acaba 2020 con 5,1 millones de teus (medida empleada para contenedores, equivalente a 38,51 metros cúbicos de volumen exterior), un -0,41 %, y 65,4 millones de toneladas (+ 1,8 %) movidas en casi 3,2 millones de contenedores (-0,7 %).

Las cifras de pasajeros viven una bajada histórica debido al cierre de la frontera de Marruecos y las restricciones en el enlace con Ceuta y el año ha acabado con 1,5 millones de pasajeros (-74,7 %) y 283.000 vehículos en régimen de pasaje (-76,9 %).

En cambio, el transporte de vehículos industriales, el denominado tráfico ro-ro, ha cerrado con 373.875 unidades (+1,6 %), sobre lo que Landaluce ha destacado la importancia de la línea Algeciras-Tánger-Med, que, pese al cierre de fronteras de Marruecos, "ha permanecido operativa por su carácter estratégico".

Respecto a los planes para este nuevo año, Landaluce ha remitido al plan de empresa 2021-25, que contempla 258 millones de euros en inversiones.

Para 2021, hay programados 61,5 millones, con especial relevancia en la inversión en tecnología e innovación y en materia medioambiental.

Otro aspecto que ha destacado el presidente de la APBA, respecto a la terminal de contenedores TTI-A, que cumplió diez años en 2020, es la entrada de CMA CGM en su accionariado, de manera que "las tres grandes alianzas marítimas internacionales tienen posición de cliente y también posición inversora en Algeciras", el único puerto español en esa situación.

Landaluce ha insistido en la demanda de inversión en infraestructuras, en especial en la conexión ferroviaria del puerto, y ha puesto de ejemplo el puerto marroquí de Tánger-Med, un "proyecto de Estado".

En materia laboral ha reclamado al Gobierno el "fin del bloqueo" para la aplicación del convenio colectivo" de Puertos del Estado, así como más personal para el Puesto de Inspección Fronterizo (PIF) del puerto de Algeciras, que desde que se consumó el Brexit ha asumido el control de los productos de origen animal que llegan a Gibraltar a través de la naviera FRS, con una escala en su enlace con Tánger-Med, según ha indicado.