EFESevilla

El salario medio andaluz ha crecido un 2,1% hasta los 1.495 euros mensuales, un 0,8 % más bajo que el máximo de hace una década, según el informe Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo que ha publicado hoy Adecco Group Institute.

Pese al incremento del salario medio andaluz, la remuneración media es todavía un 0,8% más baja que el salario máximo, que se registró en diciembre de 2009, hace justo una década.

El puesto más alto del salario nominal ordinario lo comparten Madrid y País Vasco con una remuneración media de 1.990 euros mensuales, Andalucía está en el puesto catorce con 1.495 euros, solo por delante de Extremadura (1.375 euros mensuales), Murcia (1.450 euros), las Islas Canarias (1.477 ) y Castilla-La Mancha (1.492).

El incremento del salario no ha sido suficiente para que durante los últimos ocho trimestres crezca el poder de compra de los andaluces. Andalucía es una de las cuatro regiones que hace un año mostraban un deterioro en el poder de compra del salario promedio y ahora continúan presentando una caída del 0,8 %.

En Andalucía el poder de compra del salario promedio se ha deteriorado en el equivalente anual de 140 euros, siendo Castilla-La Mancha la única región con un resultado peor debido a pérdidas equivalentes a 385 euros anuales.

La siniestralidad laboral ha aumentado en el cuarto trimestre del año pasado en el ámbito estatal y Andalucía registró 76,6 accidentes por cada 10.000 ocupados, el dato más alto desde marzo de 2011, con un incremento interanual del 5 % que es el mayor en dos años y medio.

A pesar de la tendencia al alza en España, el informe subraya que "los actuales niveles siguen resultando bajos respecto a 2007, antes de la crisis", los mismo ocurre en Andalucía, cuando en 2007 se registraron 125,9 accidentes laborales que causaron baja cada 10.000 ocupados, frente a la siniestralidad actual (76,6 accidentes) que es un 39 % inferior a la de hace doce años.

Desciende el número de parados de larga duración tanto en el conjunto estatal como en Andalucía, donde se han registrado 255.500 parados de larga duración, dato más bajo desde 2010.

La proporción de parados de larga duración es mayor en Andalucía que en España, con un 32,5 % frente al 30,5 % de España.

Andalucía ha reducido en 2019 el total del número de parados con un descenso de 31.000 parados de larga duración pero un incremento de 20.600 parados de corto plazo.

La subida en el paro de corto plazo ha provocado el aumento del "número de preceptores de la prestación por desempleo" en Andalucía, que ha crecido en 14.500 personas durante 2019 resultando un total de 553.000 beneficiarios, es decir, 3 de cada 4 parados andaluces está cubierto por una prestación por desempleo.