EFESevilla

Directivos del sector aeronáutico han destacado este martes las posibilidades de Andalucía, y de Sevilla en particular, para crecer en el segmento del mantenimiento, reparación y operaciones de aeronaves (MRO), cuya carga de trabajo en la próxima década superará los 100.000 millones de dólares.

La decisión de Ryanair de ubicar en el aeropuerto sevillano una de sus tres más importantes bases de MRO de Europa ha aumentado el atractivo de la capital andaluza para captar inversiones de otras aerolíneas en este segmento, en el que cuenta también con plantas de Airbus Military y de la Maestranza del Ejército del Aire español.

El director del aeropuerto de Sevilla, Jesús Caballero, quien ha participado en unas jornadas que el observatorio aeronáutico internacional CAPA ha celebrado en la capital andaluza, ha destacado a Efe que la expansión del MRO es una potencialidad que analiza el plan de nuevos usos del aeródromo hispalense, encargado por AENA.

Caballero ha recordado las ventajas que ya suma el aeropuerto sevillano, como la disponibilidad de terrenos o el contar con varios centros de MRO con personal muy cualificado, y ha remarcado la importancia de esta actividad industrial para mantener y aumentar las rutas aéreas, pues todos los aviones deben de ser revisados periódicamente en estas instalaciones.

Justino Chinita, de Aernnova; Ramón Rodríguez de Grabysur; y Jesús Estepa, de Intergrasys, también han opinado que el MRO es un segmento industrial emergente, dado el crecimiento de la flota aérea y la importancia del mantenimiento para su eficiencia y sostenibilidad.

Para Ramón Rodríguez, el aumento de la flota aérea y su envejecimiento convierte al MRO es una industria muy potente, al que las empresas andaluzas, como Grabysur, "tenemos mucho que aportar por la capacitación tecnológica que hemos acumulado en los últimos años".

Chinita también opina que el MRO "es una actividad creciente" que "tiene futuro sí o sí" y en el que Andalucía "está muy bien posicionada y tiene una oportunidad real de crecimiento".

A ello le ayuda el conocimiento tecnológico "adquirido durante décadas" por una red de proveedores "muy importante, que han estado trabajando muchos años para cualquier componente de un avión", a lo que se suman los importantes centros de MRO de Airbus Military y Rayanair en Sevilla.

Ha recordado que cada aeronave se debe de someter a un mantenimiento diario; a revisiones periódicas en hangar y a la denominada "gran parada", que supone prácticamente desmontar, revisar y volver a montar la unidad, pieza a pieza.

El segmento de MRO genera una facturación y empleo superiores al de construcción o ensamblaje de aeroestructuras, a pesar de ser menos con conocido y valorado, ha concluido.

Jesús Estepa ha recordado que el mantenimiento de aviones supone un 80 por ciento del coste total de las décadas de vida útil de un aparato, frente al 20 % de su diseño y construcción.

También ha opinado que la actividad de MRO puede ser una alternativa eficaz frente a la desaceleración de la producción de algunos aviones para los que trabaja la industria auxiliar andaluza.