EFESevilla

La Federación de Empresarios del Metal considera que el pacto entre el Gobierno y Airbus sobre un Plan Tecnológico Aeronáutico (PTA) y la reducción del recorte del empleo en este sector en España es un "paso adelante importante", pero pide mayor concreción de las medidas e inmediatez en su aplicación.

En un comunicado, Fedeme, en representación de la industria auxiliar aeronáutica sevillana, valora dicho pacto alcanzado y lo celebra como "un paso adelante importante que el sector aeroespacial sea considerado un sector estratégico de este país y por ende, valedor de acuerdos de este calado".

No obstante, reclama mayor concreción de las medidas e inmediatez en la aplicación de las iniciativas que se esbozan en dicho pacto, al tiempo que demanda un mayor protagonismo de la industria auxiliar aeronáutica, cuya presencia en este acuerdo se reduce a una "única mención en el comunicado conjunto emitido en el día de ayer por parte del Gobierno y Airbus", ha criticado.

Además, celebra que el Gobierno central "haya atendido con prioridad la compleja situación de Airbus, dada su condición de compañía tractora de la industria aeroespacial de este país", si bien demanda que "este acuerdo vaya más allá de un apoyo concreto a la compañía y que la industria auxiliar sea también receptora directa de las ayudas anunciadas”,

“El apoyo a todos los actores de este sector, unido a la implementación de medidas concretas y definidas en un corto espacio temporal es lo que contribuirá realmente a afrontar la crisis generada en la industria aeroespacial por la crisis de la COVID-19, así como a minimizar su impacto en el empleo del sector y a preservar las capacidades tecnológicas e industriales de España”, ha afirmado Antonio Ramírez, vicepresidente de Fedeme y portavoz del sector aeroespacial de esta Federación.

El Gobierno ha llegado este jueves a un acuerdo con Airbus por el que se compromete a impulsar un Plan Tecnológico Aeronáutico (PTA), dotado con 185 millones de euros hasta 2023, y comprar helicópteros al fabricante europeo, que, por su parte, tratará de minimizar el impacto del recorte de empleo en España.