EFEHuelva

Fertiberia, empresa a la que la Audiencia Nacional ha dado un plazo de un mes para formalizar el aval de 65 millones de euros para garantizar la restauración de las balsas de fosfoyesos en la marisma de Huelva, ha pedido que se le permita la ejecución inmediata de esta inversión en ese proyecto.

En un comunicado, la empresa ha indicado que está estudiando la posibilidad de recurrir el último auto de la Audiencia Nacional en el que se le solicita que presente ese aval, ya que siempre ha defendido la suficiencia e idoneidad de las garantías hipotecarias propuestas.

Tras dejar claro que dicho recurso, en caso de presentarse, no va a afectar a su compromiso de ejecutar el proyecto de restauración, ha señalado que considera que "lo realmente sustantivo en este momento es el avance administrativo del propio proyecto -actualmente pendiente de la evaluación ambiental del Ministerio de Transición Ecológica- y el inicio inminente del plan que activará un desembolso de más de 65 millones de euros y que tendrá un beneficio directo e inmediato para la sociedad onubense con la creación de más de 100 empleos durante los diez años de ejecución del proyecto".

La empresa ha recordado que para llevar a cabo la regeneración de la zona afectada por las balsas cuenta con proveedores de primer nivel internacional, como Ardaman & Associates (firma estadounidense que ha clausurado más de 60 balsas en todo el mundo) y las firmas españolas Eptisa e Inerco.

El objetivo de Fertiberia es iniciar en el menor tiempo posible la ejecución del proyecto que abarca la restauración de un entorno de 720 hectáreas que serán objeto de una intensa revegetación para su plena integración en la marisma de Huelva.

El proyecto y el estudio de impacto ambiental presentado por Fertiberia ante el Ministerio ha sido objeto de exposición pública, y en marzo de 2018 la compañía entregó toda la documentación e informes contestando las alegaciones finales recibidas, y en enero de 2019 a los últimos requerimientos de información complementarios.

Desde ese momento la compañía permanece a la espera de que el Ministerio se pronuncie sobre la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) y reitera su total colaboración para iniciar esta inversión inmediatamente.