EFEHuelva

El sector la fresa y los frutos rojos en la provincia de Huelva afronta la nueva campaña agrícola 2021-2022 con una subida de los costes de producción que se sitúa en un 39 % en materiales, a la que hay que añadir la de personal que suma un 27 % desde 2019.

Así lo ha indicado en un comunicado, la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) Huelva, recordando que desde el mes de agosto los agricultores ya están en pleno proceso de preparación del terreno e instalación de riego e infraestructuras para la fase de plantación que llegará en el mes de octubre.

Este momento, han señalado, "es uno de los más importantes y de más riesgo económico, dado que los agricultores tienen que asumir toda la inversión con la esperanza de recuperarla a medida que transcurra la recolección hasta finalizar la campaña", sin embargo, "la subida generalizada de costes de producción frente a los bajos precios que recibe al agricultor desde hace ya demasiadas campañas está asfixiando las economías de los productores".

UPA Huelva ya viene denunciando desde hace varios años esta situación, pero "el comienzo de esta campaña está siendo especialmente sangrante en lo relativo a subida de costes imprescindibles para poder ejercer la actividad empresarial".

De esta forma, los envases han subido un 10 %; el plástico de suelo, un 25 % y el de invernaderos, un 37 %; la cinta de riego Tape, un 21 %; el flow-pack y derivados de plástico, un 40%; y la estructura de hierro para invernaderos, un 100 %.

A esto hay que sumar que "el precio de la luz se ha multiplicado por 3 en el último año y que el sueldo mínimo interprofesional subió un 5 % en 2020, lo que supone que los costes de personal se han incrementado un 27 % desde el año 2019".

Desde UPA consideran que los agricultores "deben poder repercutir estos costes en el precio final del producto, pero en la práctica esto no es posible porque el precio final no lo pone el agricultor", además han destacado que "todas estas subidas no serían tan traumáticas para los agricultores si recibieran un precio justo que asegurara la rentabilidad de las explotaciones".

Con las esperanzas puestas en que la aprobación definitiva de la Ley de la cadena alimentaria sirva para asegurar la rentabilidad de las producciones agrícolas y ganaderas, UPA Huelva ha señalado que hasta ahora "no existen soluciones prácticas puestas por las administraciones para abordar los precios justos para el campo".

Por ello, UPA Huelva va a estar "especialmente vigilante" esta campaña con los precios del campo de Huelva para denunciar públicamente a quién intente especular con los precios de los productos agrícolas y ganaderos.