EFEAlmería

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha lamentado hoy que la administración norteamericana haya decidido mantener los aranceles a los productos españoles y ha reclamado al Gobierno que trabaje con Bruselas para revertir esta situación.

Así lo ha manifestado Crespo en un comunicado en el que insta al Gobierno de España a no debe perder "ni un minuto más" para resolver con las autoridades europeas un conflicto que supone una "injusta condena a los agricultores andaluces" por su especial incidencia en la aceituna de mesa y el aceite de oliva.

"Se ha perdido el tiempo y la oportunidad de revertir esta situación, y todo como consecuencia de una falta de diplomacia proactiva que le hemos venido reclamando durante los últimos meses al Gobierno de España así como a la Unión Europea", ha dicho Crespo.

En este sentido ha recordado que el propio ejecutivo norteamericano ha advertido en su resolución "que no se han tomado las acciones necesarias para cumplir con las decisiones de la OMC", lo que evidencia que lo realizado ha sido "insuficiente".

La titular del ramo ha insistido en que la Junta de Andalucía no va a desfallecer ante lo que ha considerado una "muy mala noticia" para el sector agroalimentario ya que "esta imposición es una barbaridad para nuestros productores".

Por ello, considera que "es urgente que ese frente común que venimos reclamando se haga realidad de una vez por todas, y trabajemos sin fisuras por la resolución de esta guerra comercial en la que los agricultores no tienen nada que ver".

Ha insistido en que estos aranceles tienen una especial incidencia en sectores tan estratégicos como el aceite de oliva y la aceituna de mesa ya que en Andalucía el olivar en su conjunto juega un papel fundamental con 250.000 familias que dependen de él y con 300 municipios eminentemente olivareros, representando el 40% del empleo agrario en la comunidad.