EFEMálaga

La casa con piscina privada ha incrementado este año su atractivo por las circunstancias de la pandemia de coronavirus, según la empresa Ruralidays, que pronostica que la ocupación de los alojamientos rurales rozará el lleno en agosto en los principales destinos andaluces, especialmente en Málaga.

Según el estudio que ha realizado esta empresa, dedicada a la comercialización digital de alojamientos rurales a partir de las reservas que ha recibido en su plataforma, en Málaga habrá una ocupación para agosto del 80 por ciento.

Sin embargo, los alojamientos con piscina privada se acercan al 90 por ciento, según Ruralidays, que sitúa en un 70 por ciento de ocupación las propiedades ocupadas en julio, aunque "existe gran esperanza de colgar el cartel de completo, ya que la demanda de última hora está más viva que en años anteriores".

Este patrón se repite en el resto de provincias de la comunidad autónoma, principalmente en Granada y en Cádiz, a pesar de estar algunos puntos por debajo.

El informe refleja que los precios no han subido de forma generalizada, aunque tampoco ha habido bajadas significativas debido a demanda que se está registrando.

Respecto al perfil del cliente, la tendencia "ha cambiado radicalmente", ya que este verano el 47 por ciento de las reservas en Andalucía pertenecen al mercado nacional, que el pasado año solo representaba un 8 por ciento.

La empresa asegura que comienza a notarse la recuperación de la demanda por parte de los extranjeros, en su mayoría de familias con niños a su cargo, que en muchos casos prefieren viajar en coche, y añade que muchos turistas están haciendo reservas para 2021.

El director de la empresa, Félix Zea, ha sostenido que el auge del turismo rural, sobre todo de las casas con piscina privada, "no va a parar hasta que nos quedemos sin alojamientos para ofrecer".

Asimismo, espera que septiembre también ofrezca buenos resultados, gracias sobre todo al cliente nacional, "porque la falta de confianza (para viajes largos) continuará y eso ayudará al turismo de proximidad".

La pandemia también ha tenido un impacto en la percepción del producto turístico pues, según explica Zea, los clientes andaluces que han hecho comentarios acerca de sus estancias en mayo y junio han sido por lo general más positivos de lo habitual, "parece que estar en contacto con la naturaleza se agradece más que nunca".

Ruralidays nació en 2009 y actualmente gestiona más de 2.000 propiedades en Andalucía, de las que un 40 por ciento están en Málaga.EFE