EFEAlmería

La consejera de Agricultura de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, ha señalado que unas mil hectáreas de invernaderos han sufrido daños a lo largo de la provincia almeriense debido al temporal de lluvia.

"En Níjar tenemos unas 300 hectáreas, 50 de invernaderos absolutamente catastróficos. En Almería, entre el Levante, Pulpí, la capital, Rambla Morales y demás, estamos llegando hasta las mil hectáreas", ha dicho durante una visita al municipio de Níjar.

Junto a la alcaldesa nijareña, Esperanza Pérez, y el consejero de Presidencia, Administraciones Públicas e Interior de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, Crespo ha subrayado el importante daño sufrido en este municipio "de agricultores fundamentalmente".

Así, ha apuntado que todas las administraciones trabajarán de forma conjunta para apoyar a dichos productores y que se abordará con el Gobierno un paquete de ayudas, "cada uno en sus competencias y en sus posibilidades", para dar una pronta respuesta a lo ocurrido.

También ha precisado que ha hablado con la alcaldesa para que Tragsa pueda comenzar a trabajar en dar acceso a los agricultores a sus invernaderos.

Asimismo, ha recalcado que hay que "poner el acento" en los seguros agrarios, que son "fundamentales". "Este año hemos puesto un millón de euros más en el presupuestos de la Junta" para dichos seguros, ha dicho Crespo, quien ha sostenido que regantes y organizaciones agrarias demandan "esta necesidad".

Además ha destacado las labores de limpieza en cauces, aunque reconoce que hay que "seguir limpiando y concienciando" para cuidarlos. "Con 96 litros por metro cuadrado, por mucho que limpies, es verdad que es muy difícil solventar esta situación", ha advertido no obstante.

Bendodo, que ha manifestado su pésame por la muerte de un hombre en un paso subterráneo de la capital almeriense, ha destacado la "eficaz y rápida" evacuación de unas 70 personas que permanecían en el camping de Cabo de Gata, que ya han sido acogidos por hoteleros tras pasar unas horas en el centro de exposiciones de El Toyo.

Ha señalado que ahora es necesario articular las "ayudas e interlocución necesarias" para que todo vuelva a la normalidad, especialmente en Níjar, una "comarca que vive del campo y los invernaderos". "No podemos perder ni un día. Estamos aquí para poner todas las medidas necesarias", ha incidido.

Por su parte, la regidora ya resaltado el daño sufrido por estas explotaciones agrícolas y en caminos rurales y accesos a fincas en la comarca de Níjar.

Ha apuntado que a estos agricultores se les han "venido abajo" los invernaderos con el inicio de la cosecha en marcha, calificando de "dramática" e "histórica" una situación que "nunca" se había vivido en la zona.