EFESevilla

La Junta Andalucía redujo el año pasado su déficit a 446 millones de euros, una cifra equivalente al 0,27 % del PIB y que supone casi la mitad que el registrado en el 2018, ejercicio en el que la necesidad de financiación ascendió a 813 millones de euros, según los datos publicados este martes por el Ministerio de Hacienda.

El déficit público de Andalucía en 2019 sería de sólo 32 millones de euros, el 0,02 % del PIB, si se descontase el impacto causado por la liquidación del IVA de 2017 por la implantación del Suministro Inmediato de Información (SII), finalmente no abonado a las comunidades autónomas.

En este supuesto, cuyo pago reclamó la Junta pero que el Gobierno central negó al haberse rechazado la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado en el Congreso y lo compensó rebajando el cumplimiento del objetivo de déficit de las CCAA en 2019 al 0,1 %, Andalucía habría alcanzado el equilibrio presupuestario, con una necesidad de financiación de 32 millones de euros, equivalente al 0,02 % del PIB.

Andalucía, Madrid y Galicia habrían cumplido en este supuesto el objetivo de déficit fijado por el Gobierno central, además de Canarias, País Vasco y Navarra, que lograron superávit en sus cuentas públicas del 2019.

El déficit de Andalucía del 0,27 % del PIB, registrado al cierre del pasado ejercicio, igualó al de la Comunidad de Madrid y sólo fue inferior al de Canarias, País Vasco y Navarra, que lograron superávit.La reducción del déficit público de Andalucía en 2019 contrastó con la evolución global de las comunidades autónomas, que aumentaron el año pasado su necesidad de financiación hasta los 6.795 millones de euros, el 0,55 % del PIB, un porcentaje que casi duplicó al 0,28 % registrado en 2018.

Si se descuenta el impacto financiero provocado por la liquidación del IVA de 2017 tras la implantación del Suministro Inmediato de Información (SII), el déficit autonómico habría sido del 0,34%.

Todas las administraciones públicas sumaron el año pasado un déficit de 32.882 millones de euros, equivalente al 2,64 % del PIB, lejos del objetivo del 2 % del PIB y tras experimentar el primer incremento desde 2012.

Este déficit público se incrementó en 2.457 millones en 2019 con respecto a 2018, el 8,1 %, después de que los gastos se elevaran el 4,1 %, por encima del aumento de los ingresos que lo hicieron el 3,8 %.