EFESevilla

La Junta de Andalucía y el sector agrario representado por ASAJA, COAG, UPA y las cooperativas agroalimentarias han apostado conjuntamente, en una declaración institucional, por que el Gobierno español mantenga el actual modelo de reparto de las ayudas de la PAC basado en regiones y derechos.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha presidido hoy el acto de la firma de la Declaración Institucional sobre el Futuro de la PAC, con la que el sector agrario y el gobierno andaluz se unen para "reclamar que no pueden admitir ni un recorte, ni una merma más en las ayudas de la PAC" para el período 2021-2027, ha destacado el presidente.

En este sentido, ha subrayado que de la nueva PAC depende directamente la supervivencia y pujanza de un sector estratégico para Andalucía, para España y para la UE, y ha recordado que “durante el estado de alarma el sector agroalimentario andaluz ha sido clave e imprescindible para garantizar el abastecimiento de productos de calidad”.

A su juicio, "sólo cabe proteger y al que habría que declararlo Patrimonio de Interés Comunitario porque es primordial y es la mayor reserva y garantía de abastecimiento que tenemos ante pandemias como la actual”.

De hecho, ha apuntado que, a pesar del mal año económico por los efectos de la pandemia del coronavirus, las exportaciones agroalimentarias andaluzas en el primer semestre de este año han alcanzado una cifra récord al superar los 6.500 millones de euros.

En el acto de la firma, en la que ha participado la consejera la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, el presidente ha rechazado el recorte aprobado por la Comisión Europea, pendiente de aprobación por el Parlamento, en los fondos de la PAC 2021-2027 de aproximadamente el diez por ciento, y que suponen unos 1.200 millones menos en ayudas para los agricultores andaluces.

"Es una estocada casi mortal y un torpedo en la línea de flotación del sector agrario", ha lamentado el presidente andaluz, quien ha expresado el apoyo "incondicional" de la Junta a este sector "pujante, estratégico y que es esencia de esta tierra".

Asimismo, ha confiado en que el Gobierno central el reparto de los fondos de la PAC entre comunidades autónomas, una vez que apruebe el presupuesto Bruselas, no sea lesivo para los agricultores andaluces y que tenga en cuenta las propuestas "razonables y sensatas" de las organizaciones agrarias y de la Junta para que se mantenga el actual sistema de distribución de fondos de regiones y derechos.

El presidente ha resaltado la apuesta de la Junta por el campo y ha señalado que mañana el Consejo de Gobierno aprobará una convocatoria de ayudas para la modernización de la agroindustria dotada con 82 millones y en total en dos años se han movilizado más de 180 millones.

Los dirigentes de ASAJA, Ricardo Serra; de COAG, Eduardo López, de UPA, Miguel Cobos, y de las Cooperativas Agroalimentarias, han valorado esta declaración de unidad del sector frente a las noticias "preocupantes" sobre la distribución interna de los fondos de la PAC en España y han apostado por que "no haya trasvase de recursos entre territorios" y se respete la realidad productiva de Andalucía.

La comunidad andaluza cuenta con unos 250.000 perceptores de ayudas de la PAC y le corresponde aproximadamente el treinta por ciento del total de los recursos por su superficie y por sus tipos de cultivos.