EFESevilla

La Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) ha pedido que no se criminalice a las residencias de mayores y ha apostado por apoyar al sector empresarial de cuidados al mayor, que está siendo especialmente castigado por la crisis de COVID-19, y ha reclamado test para los trabajadores y residentes, ha informado en un comunicado.

Desde las organizaciones empresariales del sector, como el Foro Andaluz de la Dependencia, organización miembro de CEA, se recuerda que su labor es el cuidado de la persona, no su atención médica "que debe ser asumida por las instituciones sanitarias a las que se deben derivar los pacientes".

Asimismo, precisa que para llevar a cabo esa derivación debería existir una "certeza sobre la idoneidad de la misma que sólo es posible en el caso de contar con los test que acrediten la presencia o no de la enfermedad" y a los que, hasta el momento, no están pudiendo acceder las empresas prestadoras de los servicios de atención al mayor, ni para sus residentes, ni para sus trabajadores, ha lamentado.

La patronal agradece la vocación y el "esfuerzo de sus trabajadores que de forma abnegada continúan con su labor, a pesar de la escasez de los medios de protección y prevención, que no han sido facilitados en tiempo y forma, y cuyo acceso al mercado ha resultado casi prácticamente imposible.