EFEMadrid

La Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT ha rechazado este viernes el ajuste de plantilla que pretende llevar a cabo Airbus, "por no existir motivos industriales" que justifiquen las medidas de reestructuración.

Tras asegurar en un comunicado que dichas medidas son consecuencia de "una estrategia orquestada de desmantelamiento de las capacidades tecnológicas e industriales españolas", el sindicato ha advertido de que va a promover movilizaciones del sector aeronáutico español en todo el ámbito nacional.

UGT considera que el grupo europeo pretende "limitar" la posición de liderazgo de España en la aeronáutica internacional, tanto de los centros de trabajo de Airbus como de todo el tejido industrial sectorial que viene desarrollándose desde hace décadas en el país.

El sindicato ha recordado que, en poco más de cuatro años, Airbus ha duplicado su cadena de fabricación y sus niveles de entrega de productos a clientes, a pesar de que en 2019 no cumplió sus objetivos comerciales por falta de capacidad productiva.

Se trata, por tanto, a su juicio, de "una clara estrategia de deslocalización de producción en nuestro país en beneficio de industrias aeronáuticas instaladas en otros continentes".

UGT va a exigir al grupo aeronáutico europeo que, además de concretar los ajustes de plantilla directa que pretende realizar, detalle "de manera pormenorizada" su repercusión en términos de industria y de empleo en toda la cadena de suministro española, dada su alta dependencia de Airbus por su condición de empresa matriz y su posición de monopolio en el sector.

En su opinión, la prioridad actual pasa por negociar un plan estratégico para las plantas españolas de Airbus, al igual que ha ocurrido en otros países, y "la apertura inmediata de una mesa interministerial con la implicación de las distintas Administraciones públicas españolas, además de empresarios y sindicatos".

UGT espera que la acción combinada de todos los agentes que intervienen en el sector aeronáutico permita desarrollar una industria estratégica y potente para España, y contar con un foro adecuado para llevar a efecto las medidas que propone.

Entre ellas, destaca la renovación de acuerdos entre Sepi y Airbus, el mantenimiento de los centros de trabajo y generación de empleo de calidad, y la reclamación a Airbus de cargas de trabajo del área civil, para diversificar las actividades y equilibrar las capacidades productivas.

Además, UGT pide el retorno de los programas A400M y C295 a España, así como de las ingenierías y de las capacidades industriales y tecnológicas, y el compromiso de desarrollar un nuevo avión de transporte militar medio en nuestro país.

También reclama un consejero español que defiende los intereses del Estado español y el aumento del peso, capacidad de influencia y de veto por parte de España, y la autonomía para la comercialización de aviones de transporte militar, entre otras propuestas.