EFESevilla

La UPA ha exigido a la industria de la aceituna de mesa precios que cubran los costes actuales y no se rija por estudios obsoletos de 2015, cuyos datos no están actualizados y no reflejan el incremento en la mano de obra, del IPC, ni la subida de los insumos agrarios hasta la actualidad.

En un comunicado esta organización agraria ha denunciado que por quinto año consecutivo la aceituna de verdeo -principalmente en la provincia de Sevilla- inicia la campaña con bajos precios en origen y propone que para que no se cometan abusos la Junta elabore un estudio de costes del sector para tener una referencia más ajustada de los costes de las explotaciones en Andalucía.

Además, exige mantener un observatorio de costes de la cadena actualizado en su conjunto, con precios de compra y venta de la industria y la distribución para dar transparencia al sector y trasladar a la sociedad cómo se distribuye lo que paga el consumidor.

Según la UPA, para liquidar la aceituna de mesa en origen e "incumpliendo la Ley de Cadena Alimentaria, la industria pretende cubrirse las espaldas tomando como referencia a día de hoy un estudio de costes del Ministerio de Agricultura de la campaña 2014/2015.

Dicho estudio se realizó en enero de 2015, tomando como base el coste de la vida de ese momento y, sin embargo, el IPC se ha incrementado desde ese año hasta la actualidad un 4,8 %.

"Las cotizaciones del sector no pueden regirse por conveniencia para la industria en base a un solo estudio realizado hace cinco campañas y desactualizado", ha afirmado la UPA, que ha explicado que la mayor parte de los costes de explotación (insumos como los fitosanitarios, fertilizantes, gasóleo) no se tienen en cuenta como referencia para el cálculo del IPC, y han subido muy por encima de ese 4,8 % en los últimos cinco años, en torno a un 10 ó 20 %.

Por tanto, ha insistido en que, teniendo en cuenta esos datos, "la industria no puede referenciar en los contratos de compra como lo está haciendo al precio del estudio de 2015".