EFESevilla

Las ventas de coches caerán durante este año en Andalucía un 7,8 %, según ha dado a conocer hoy la patronal de los concesionarios, Faconauto, en la Jornada de Automoción de Andalucía, que ha organizado junto a la Federación de Empresarios del Metal (FEDEME).

En concreto, la previsión es que las matriculaciones de vehículos y todoterrenos caigan casi un 8 % hasta las 137.676 unidades, tendencia que continuará en 2020, año en que las ventas volverán a caer un 4,5 %, ha informado en un comunicado.

Por su parte, las matriculaciones de vehículos comerciales se salvan de la caída, ya que experimentarán un crecimiento, aunque mínimo, del 1,3 % en 2019 y aumentará al 2 % en 2020.

Este mal dato se debe, según el análisis de Faconauto, a que el canal de particulares (la venta que hace directamente el concesionario a las familias y el que más peso tiene en el mercado de Andalucía) se está comportando de manera negativa.

Llama la atención, sin embargo, cómo han crecen las adquisiciones por renting en 2019 en Andalucía, en concreto un 121 % respecto a 2018.

"Hemos entrado en una espiral muy negativa debido a la falta de confianza que siente el comprador que se está planteando cambiar de vehículo", según el presidente de Faconauto, Gerardo Pérez, que no ve que se pueda producir un cambio de tendencia.

Ha sostenido que los clientes necesitan un "mensaje de tranquilidad en el sentido de que, en esta transición hacia una movilidad más sostenible, pueden optar por cualquier de las tecnologías disponibles, desde los motores de combustión, pasando por los híbridos y hasta los eléctricos".

Por ello, el que se forme "cuanto antes un Gobierno estable que tranquilice al comprador sí podría ayudar a entrar en otra dinámica", ha dicho Gerardo Pérez.

Por otra parte, el mercado de vehículos usados experimentará una subida este año en Andalucía con un crecimiento discreto de sus transferencias tanto en 2019 como en 2020, un 0,5 % y un 0,8 % respectivamente para superar las 394.000 operaciones en este año.

El sector de la automoción tiene un gran peso en la comunidad con 836 instalaciones repartidas entre las ocho provincias que facturaron el año pasado 6.254 millones, lo que supone el 3,2 % del PIB andaluz.

La edad media de los vehículos en circulación en la región se sitúa en los 11,7 años, cifra por debajo de la media nacional que está en 12,3 años.

No obstante, el 30% del parque andaluz tiene dieciséis o más años, por lo que, de seguir esta progresión, en 2025 se superarán los 13 años de media.