EFESevilla

La secretaria general de CCOO-Andalucía, Nuria López, ha apostado hoy, en su discurso tras ser reelegida en el congreso regional, por construir un "gran muro de defensa de lo público" en Andalucía porque se avecina un "envite al sector instrumental" de la Junta.

En la clausura del XIII congreso de CCOO-A, la secretaria general, que ha recibido el apoyo del 90 por ciento de los más de 310 delegados, ha hecho un defensa de lo público y ha abogado por reforzar lo público porque se aproximan "envites al sector público instrumental en Andalucía" cuando la Junta dé a conocer el resultado de las auditorías a las empresas que forman ese segmento.

"Vienen tiempos difíciles para el sector instrumental porque van a querer finiquitar muchos contratos", ha augurado Nuria López, quien ha garantizado que lo van a defender con "fortaleza y cohesión".

Ante este escenario, ha llamado a los sindicalistas a "rearmarse y coger fuerza para defender lo público" desde la sanidad, la educación y la dependencia, entre otros servicios, porque "cuando atacan a este sector van contra los derechos de la ciudadanía".

En el acto de clausura, al que han asistido el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y el coordinador regional de IU, Toni Valero, entre dirigentes políticos, la líder de CCOO ha reivindicado el papel de los trabajadores en la pandemia y ha advertido de que España "está en deuda con la clase trabajadora y no vale la excusa de la pandemia".

"Los trabajadores han demostrado en la pandemia que somos fuertes y esenciales para una sociedad y para levantar un país y defender una tierra como Andalucía", ha proclamado Nuria López, quien ha asegurado que "siguen siendo fuertes para generar fuerza y contrapoder para disputar un futuro con más derechos, progreso e igualdad".

Y, por ello, ha manifestado que CCOO sale de este congreso regional dispuesta "disputar los derechos de los trabajadores" y a exigir que se cumpla la deuda con los trabajadores, y ha apelado a los sindicalistas a "sacar el orgullo de clase y de siglas porque lo hemos dato todo y los vamos a seguir haciendo".

Asimismo, ha reconocido el trabajo de la ejecutiva saliente y en esta nueva etapa, que afronta con "ganas, fuerza ilusión y responsabilidad", ha apuntado que tienen muchos retos por delante para proteger a los trabajadores, combatir el fraude y la explotación laboral y luchar contra la "mentalidad cortoplacista de la empresa que es el principal lastre para que Andalucía no tenga crecimiento ni desarrollo económico".

"La precariedad no se negocia, se combate y se erradica", ha advertido la dirigente sindical, quien ha exigido a los empresarios andaluces que cumplan su responsabilidad social.

A pesar de los cambios laborales, ha reafirmado la utilidad de los sindicatos para defender a los trabajadores y avanzar en derechos y para aumentar la permeabilidad en las empresas, al tiempo que ha hecho un llamamiento a los delegados para que "interioricen que los convenios colectivos y los planes de igualdad están al mismo nivel de la acción sindical y son complementarios para transformar las condiciones laborales y la vida de los trabajadores".

Asimismo, ha puesto en valor el avance de CCOO en estos cuatro años de su mandato, que es el primer sindicato de Andalucía con más de 156.000 afiliados y más de 15.000 delegados, y ha conseguido incorporar más de 2.000 nuevos afiliados menores de 30 años.