EFESevilla

La patronal Comercio Andalucía ha denunciado hoy la falta de sensibilidad del gobierno andaluz por obligar al cierre de los comercios a las 20:00 horas tras subir el nivel de riesgo por el aumento de la incidencia de coronavirus y se ha quejado de que no discrimine entre el pequeño comercio y los grandes formatos comerciales.

En un comunicado Rafael Bados, presidente de Comercio Andalucía, ha denunciado que esa decisión es "tremendamente injusta ya que no tienen nada que ver el pequeño comercio y los grandes formatos comerciales en la propagación del virus".

A su juicio, no se puede equiparar a unos formatos con otros, ya que es frecuente ver imágenes de grandes formatos comerciales donde se llegan a congregar, en sitios cerrados, cientos o miles de personas, algo que, sin embargo, no se produce en ningún caso en el pequeño comercio.

Ha incidido en que "no es necesario ser un experto en virología para darse cuenta de que las posibilidades de propagación del virus son muy distintas en el pequeño comercio con respecto a los grandes establecimientos comerciales" y ha recordado que el sector comercial está en una "situación desesperada como consecuencia de haber padecido dos crisis consecutivas".

La Junta acordó ayer recortar desde el próximo domingo el horario en bares y comercios de todas las provincias andaluzas excepto Málaga, Huelva y Cádiz, que pasarán a tener que cerrar a las 20:00 horas al ser actividad no esencial debido al agravamiento de la pandemia.