EFESevilla

Los jóvenes de Andalucía se muestran optimistas respecto al futuro del empleo, ya que el 40,9 % considera que la situación laboral juvenil será mejor o mucho mejor en los próximos cinco años, según se desprende del VII Informe Young Business Talents sobre las actitudes y tendencias de los preuniversitarios.

Según los datos extraídos de dicho informe, Andalucía es la segunda comunidad autónoma más optimista de España respecto a su futuro laboral, después de las Islas Canarias (50,7 %).

Los factores que los andaluces consideran más importantes para encontrar empleo son el interés y las ganas de trabajar (44,3 %), tener un buen nivel de idiomas (42,2 %) y los conocimientos (40,9 %).

En cuanto a las condiciones que más valoran a la hora de entrar a trabajar en alguna empresa, las principales son la estabilidad (30,9 %) y poder ir ascendiendo de categoría, así como el buen ambiente en el trabajo (ambas 27,2 %).

Como consecuencia de las actuales circunstancias, el 81,7 % de los jóvenes de Andalucía ha manifestado que estarían dispuestos a cambiarse de país para trabajar, siendo Estados Unidos (36,7 %), Reino Unido (16,2 %) y Alemania (12,5 %), sus destinos favoritos.

La gran mayoría de los jóvenes de Andalucía (67,2 %) tiene claro que cuando terminen sus estudios actuales quieren estudiar una carrera universitaria y la que más interés les despierta son las relacionadas con ADE y empresariales, así como economía y finanzas (ambas 18,8 %), seguidas de humanidades y sociales (18,6 %).

A pesar de la pandemia, el 51,4 % de los jóvenes de Andalucía que tenía pensado emprender en un futuro manifiesta que va a continuar con sus planes de emprendimiento, y el 12,1 % apuesta por emprender como una forma para garantizarse un empleo.

En general, en Andalucía al 28,5 % de los jóvenes les gustaría en un futuro ser funcionarios, frente a ser emprendedores (23 %) o empleados en una compañía (14,5 %).

Estos datos contrastan con los resultados a nivel nacional, donde el 27% de los estudiantes españoles quiere emprender, por encima de ser funcionarios (19,9 %) o asalariados en una compañía (13,8 %), habiendo subido el interés por emprender con respecto al año pasado (26,8 %).