EFESevilla

Los precios bajaron en junio en Andalucía un 0,2 % con respecto al mismo mes del pasado año, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), una moderación de la caída que se produjo en los últimos meses marcados por el impacto de la pandemia de la COVID-19.

Con respecto al mes de mayo, los precios subieron un 0,4 por ciento, mientras en lo que va de año el Índice de Precios de Consumo (IPC) ha bajado un 0,5 por ciento.

El aumento de los precios en junio con respecto a mayo tiene que ver con la subida en el sector transporte, un 1,7 %, por los incrementos en los carburantes y la electricidad, en vivienda un 1,8 % y en ocio y cultura un 1,2 %.

En menor medida, los precios subieron en hoteles, cafés y restaurantes, un 0,3 %, y en medicina, un 0,1 %, mientras se quedaron igual en comunicaciones.

Los precios bajaron especialmente en el sector de vestido y calzado, un 1,3 %, y menos en alimentos y bebidas no alcohólicas, un 0,5 %, en bebidas alcohólicas, menaje y tabaco y enseñanza, un 0,1 %.

Por provincias, la tasa de descenso anual del IPC está por encima de la media regional en Huela, Málaga y Sevilla, con un 0,3 %, Granada está en la media del 0,2 %, y por debajo se sitúan Córdoba y Jaén, un 0,1 %, y Almería y Cádiz, con el 0,0 %.

El INE señala que la evolución de la tasa anual del IPC general de junio es "representativa" del comportamiento de los precios en su conjunto pero que la intensidad de la subida de los precios de los carburantes no permite dilucidar cuál es el efecto de la COVID-19.