EFESevilla

La consejera andaluza de Fomento, Marifrán Carazo, ha dicho a Efe que la Ley de Impulso para la Sostenibilidad del Territorio de Andalucía (LISTA) "es crucial para el desarrollo de Andalucía" porque la anterior normativa en esta materia "era antigua e incapaz de dar respuestas" a las necesidades de la región.

"Se han perdido demasiadas inversiones por falta de voluntad política, por un exceso de normas y por leyes complejas que dificultaban la inversión", ha asegurado Carazo en una entrevista con Efe.

Las leyes anteriores "eran un freno al desarrollo y se han perdido muchas oportunidades", ha asegurado la consejera al recordar que en la comunidad hay 496 planes generales tramitándose, lo que significa que dos de cada tres municipios están sin una planificación adecuada, lo que ha calificado de "un rotundo fracaso".

Para Carazo, la LISTA no es merecedora de ninguna suspicacia "porque lleva la 'S' de sostenibilidad, y todos los proyectos deberán ser sostenibles en lo social, en lo medioambiental y en lo económico".

Esta nueva ley sustituirá una normativa que ha permitido que en Andalucía haya algo más de 400.000 viviendas irregulares, lo que en muchos casos ha sucedido "con la complicidad de Ayuntamientos que miraban hacia otro lado".

Según la consejera, la nueva ley reforzará la disciplina urbanística y "los Ayuntamientos, por primera vez, dejarán de sentirse solos", a la vez que se pondrá fin "al desastre y desbarajuste que se ha producido en el conjunto de Andalucía", como ejemplo del cual ha puesto el proyecto del hotel del Algarrobico, en una playa de Carboneras (Almería).

Carazo ha asegurado que la LISTA pondrá orden, impulsará proyectos urbanísticos e iniciativas y reactivará la economía como "una ley-herramienta" y ha garantizado que "con esta nueva norma la disciplina urbanística se va a ejecutar".

También que para reforzar esa disciplina urbanística la nueva norma prevé la creación del nuevo cuerpo de subinspectores de urbanismo.

Ante las críticas suscitadas por el nuevo proyecto de ley, Carazo ha señalado "el PSOE no dio con la tecla, hizo varios intentos pero no consiguió dar con la herramienta jurídica para poder regularizar esta situación, la de más de 400.000 familias que viven en condiciones difíciles", además de paliar el negativo impacto ambiental que eso supone.

En este caso, el Gobierno andaluz aprobó el año pasado un decreto-ley "para regularizar esta situación", en una medida que "debe ser impulsada por los particulares y los ayuntamientos" para lograr la solución tanto para viviendas aisladas como para asentamientos o urbanizaciones.

Esa medida, ha recordado Carazo, fue convalidada por el Parlamento andaluz sólo con el voto contrario de Adelante Andalucía y fue "un enorme chasco que fuera la primera norma que el Gobierno de España intentó echar para atrás" poniendo en duda su inconstitucionalidad declarando que podría afectar el cumplimiento de la ley de costas "cuando en ningún caso puede una norma de estas características saltarse la ley de costas, que es de obligado cumplimiento".

"Hoy el decreto se encuentra vigente y ayuntamientos y particulares están impulsando soluciones", ha aclarado la consejera, quien también ha advertido que "el Gobierno de España también ha puesto zancadillas a otras normas importantes que venían a flexibilizar, reducir y simplificar normas para favorecer y favorecer a promotores, particulares y ayuntamientos" mediante la figura de la declaraciones responsable para las licencias de obras y de primera ocupación.

"El PSOE no puede poner freno, no merecemos los andaluces que se ponga freno a iniciativas que vienen a favorecer la inversión reduciendo burocracia, trámites y procedimientos sin desregularizar en ningún caso, sí flexibilizando todos esos corsés que han impedido la inversión durante tantos años en Andalucía; creo que el Gobierno de Pedro Sánchez no va a frenar el interés y la voluntad de este Gobierno en unificar procedimientos para favorecer la inversión", ha concluido.