EFECádiz

Los astilleros de Navantia de la Bahía de Cádiz se preparan para la próxima varada de ocho buques de cruceros que serán sometidos en sus instalaciones a reparaciones, con lo que estas plantas alcanzan un récord de ocupación, ha informado este miércoles Navantia.

Los astilleros de Cádiz y de Puerto Real desarrollan esta actividad desde el pasado mes de agosto y se extenderá todo el mes de septiembre y parte del de octubre.

Este periodo de reparaciones comenzó en la segunda quincena de agosto con la varada en el dique de Puerto Real del "Carnival Victory" que, tras la transformación a la que será sometido, saldrá bajo el nombre de "Carnival Radiance".

A finales de la semana pasada llegó el crucero "Carnival Liberty" y este viernes lo hará el "Carnival Paradise".

En total serán ocho cruceros los que se repararán hasta octubre, en unos trabajos que suponen aproximadamente 650.000 horas de trabajo.

El número de trabajadores necesarios ha oscilado entre los 1.000 de media durante el mes de agosto (500 en Cádiz y 500 en Puerto Real), y está llegando hasta los 1.400 durante septiembre (600 en Puerto Real y 800 en Cádiz).

Con la reparación de estos cruceros, ya son 16 los barcos reparados este año por esta Unidad de Negocio de Navantia.

Entre ellos se encuentran varios buques de Royal Caribbean Group, uno de los principales clientes de Navantia.

Navantia prevé dar servicio a una cifra récord de 18 buques de crucero este año.

"Para ello se sigue realizando una intensa acción comercial encaminada a cerrar más contratos de reparación de cruceros para el año 2022, así como buques civiles convencionales, tanto para los diques de San Fernando como de Cádiz, además de las actuaciones en los buques de la Armada Española como cliente estratégico", apunta Navantia en su nota de prensa.

La actividad de Reparaciones en Bahía de Cádiz se extiende a los diques de la planta de Navantia de San Fernando, donde realiza una varada reglamentaria el Buque Escuela de la Armada Española, el Juan Sebastián Elcano.

También se someten a distintas reformas en este astillero otros buques, como la patrullera de la Guardia Civil “Rio Miño” o varios remolcadores de la empresa Boluda.