EFEMadrid

La presidenta de Navantia, Susana Sarriá, considera que tras el brexit seguirá existiendo una fuerte colaboración entre Reino Unido y España.

Así lo ha expresado este martes durante su participación en el marco del IV Congreso Marítimo Nacional, en el que ha afirmado que una industria de defensa fuerte en Europa beneficia a todos y que, en cualquier caso, Reino Unido no pasará a ser "un gran competidor" debido a su estrecha colaboración al ser miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

La presidenta de Navantia ha expresado también el compromiso de la compañía por afrontar el reto de la descarbonización y ha asegurado que la empresa está alineada con los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU y también con los objetivos que se marca el Gobierno en materia de industria en este sentido.

"En el contexto de mercado en el que empiezan a aparecer competidores chinos y coreanos tenemos que, por un lado, acercarnos a ellos en cuanto a productividad y competitividad pero por otro lado separarnos de ellos con productos más complejos y sostenibles", ha expresado Sarriá.

En su ponencia, la presidenta de Navantia ha comentado además los retos en la transformación digital y tecnológica a los que se enfrenta la empresa, que cuenta con un plan estratégico para 2018-2020 con el objetivo de desarrollar, entre otros aspectos, el "Astillero 4.0".

Las ideas principales de esta estrategia se centran en la transformación digital, la optimización de procesos, la consolidación de productos y la modernización de las plantas y los sistemas de información capaces de diseñar, construir y mantener buques inteligentes, conectados y totalmente automatizados con los que Navantia pretende avanzar hacia "el astillero del futuro", que debe ser "inteligente, digital y colaborativo".