EFEJaén

El Proyecto LIFE 'Olivares Vivos' ha arrancado la campaña de promoción de sus Aceites de Oliva Virgen Extra (AOVEs) certificados, presentando las primeras 15 marcas etiquetadas con este sello de garantía que los identifica por su contribución certificada a la conservación de la biodiversidad.

Estos AOVEs, de toda Andalucía, han sido producidos en los olivares demostrativos del proyecto LIFE Olivares Vivos y servirán para promocionar esta marca y medir su impacto en el mercado del aceite de oliva.

Los AOVEs reconocidos pertenecen, nueve de ellos a la provincia de Jaén y seis del resto de Andalucía (Sevilla, Málaga, Cádiz, Granada y Córdoba).

Los aceites de Jaén son Castillo de Canena, producido en la finca Cortijo Guadiana (Úbeda); Dehesa de la Sabina, de la Cooperativa la Olivilla (Quesada); Dominus, de la Virgen de los Milagros (Mancha Real); Huerta Los Caños, de Monva (Mancha Real); La Casona, de El Puerto (Pegalajar); Piedras Cucas, de la finca del mismo nombre (Torredonjimeno); Quinta San José, de Linares; Soler Romero, de El Tobazo (Alcaudete); y Oleaí, de la finca Ardachel (Siles).

También cuentan con este distintivo Pilares, de la finca Gascón, en Marchena (Sevilla); Omed, de la finca Buenavista, en Moraleda de Zafayona (Granada); Oriole, de la finca Rancho del Herrador, en Prado del Rey (Cádiz); Finca la Torre, de Antequera (Málaga); Llanos de Vanda, de Casilla Aranda, en Nueva Carteya (Córdoba); y Olivar de Luna, de Pozoblanco (Córdoba).

Un total de 20 fincas, diez de ellas en la provincia de Jaén, participan en el proyecto LIFE Olivares Vivos, y que en este 2020 entra en su fase final habiendo logrado que más de 400 agricultores formen parte de este proyecto.

Hasta la fecha, se han plantado más de 32.000 plantas de 61 especies diferentes, se ha diversificado la cubierta vegetal con siembras de semillas e instalado más de 130 cajas nido, 18 posaderos de rapaces, 37 refugios de murciélagos, 95 nidales para insectos y creado 10 charcas y 27 bebederos para fauna en estos 20 olivares demostrativos.

En el acto han participado el presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes; el rector de la Universidad de Jaén, Juan Gómez; la directora de SEO/BirdLife (Sociedad Española de Ornitología), Asunción Ruiz; y Francisco Valera, del CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas), además de olivareros.

El rector de la UJA, Juan Gómez, ha explicado que "este proyecto ha tenido desde sus orígenes una clara vocación de transferencia persiguiendo un doble objetivo: por un lado, establecer y certificar un modelo de olivicultura rentable y compatible con la conservación de la biodiversidad, y por otro lado, posicionar dicho modelo productivo como un valor añadido reconocido y rentable en el mercado de los aceites de oliva".

Por su parte, Francisco Reyes ha apuntado que "con el objetivo de abordar la doble crisis que afecta al olivar, la económica y la ambiental, nació el proyecto Olivares Vivos" y que "puede suponer una interesante vía para incrementar el valor añadido y la diferenciación de nuestros olivares tradicionales".

En concreto, sobre la actual crisis de biodiversidad, en la que la mayoría de modelos agrícolas son un problema, la directora ejecutiva de SEO/BirdLife considera que bien gestionada, la agricultura es aliada de la biodiversidad y, de hecho, ciertos cultivos bien gestionados son grandes reservorios de diversidad biológica y claves para su conservación.