EFESevilla/Madrid

La ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha pedido la Junta de Andalucía "responsabilidad institucional" y que busque alternativa en lugar de aliarse con fuerzas "antisistema", porque lo que corresponde es "que no salga gratis", en referencia a los cultivos ilegales de Doñana.

Preguntada por la controversia por la regularización de explotaciones ilegales de fresas en el entorno de Doñana por parte de la Junta de Andalucía, Ribera ha dicho que "es imposible; no lo van a poder hacer porque no hay agua".

"Tendríamos que quitar derechos a los regantes legales para darlos a los ilegales", según la ministra.

Ha señalado que la ley vincula a todos y que ciudadanos y agricultores que actúan con arreglo a la legalidad "ven amenazada su exportación porque a las grandes cadenas de distribución europeas les genera pánico comprar productos con aguas ilegales" y más de uno de los parques "más emblemáticos" de Europa.

Por otra parte la ministra ha llamado este lunes a las organizaciones, administraciones autonómicas y partidos a trabajar juntos y hacer aportaciones en favor del medio rural.

Ribera se ha referido a la manifestación de este domingo en Madrid en defensa del medio rural y al apoyo por parte de los políticos, en declaraciones a la prensa en el marco del encuentro informativo “Generación de oportunidades. Desarrollo sostenible y oportunidades de los territorios", organizado por EP.

"Creo que es importante trabajar con todos los territorios, todas las personas y que todas las organizaciones, incluidas las instituciones y los grupos parlamentarios, aporten", ha subrayado la ministra.

En ese sentido, ha considerado una "paradoja" que en la manifestación se pedía el cumplimiento de la Ley de Cadena Alimentaria y precios justos para el agricultor y allí "aparecieron quienes han dicho que no apoyarán" dicha normativa.

Por ello, ha llamado al respeto porque para mejorar las condiciones de vida del entorno rural hacen falta los esfuerzos de las administraciones, ha dicho.

Ha defendido que el Gobierno integra el apoyo al ámbito rural en todas sus políticas y ha añadido que algunos Ejecutivos autonómicos "llevan 30 años gobernando" sin tener "mucho éxito" contra la despoblación.