EFEJaén

Varios centenares de vehículos de trece municipios de la Sierra de Segura de Jaén han recorrido este viernes las carreteras de la comarca exigiendo una defensa más contundente del olivar en pendiente y con altos costes, más vulnerable y necesitado de apoyos, pero de gran riqueza medioambiental, social y cultural y que fija la población al territorio.

La caravana, que ha finalizado antes de tiempo debido a una alerta sanitaria por la covid-19 en la zona, ha salido a las 8:30 horas de las localidades de Villanueva del Arzobispo, Arroyo del Ojanco, Beas de Segura, Benatae, Génave, Hornos, Orcera, Puente de Génave, La Puerta de Segura, Santiago Pontones, Segura de la Sierra, Siles, Torres de Albanchez y Villarrodrigo.

Al llegar a Puente de Génave, lugar de encuentro, los representantes de las tres organizaciones profesionales agrarias ASAJA, COAG y UPA y Cooperativas Agro-Alimentarias, convocantes de la caravana, han recibido la comunicación urgente de que había una alerta sanitaria por coronavirus, por lo que "por responsabilidad se ha decidido adelantar la lectura del manifiesto y disolver la movilización".

El manifiesto, leído por Manuel Pajarón, persona de reconocido prestigio en la zona por su lucha del olivar ecológico y de la sierra, que fue durante muchos años director de la Oficina Comarcal Agraria (OCA), ha recordado que hace cinco meses todo el olivar de España se puso en pie para pedir un precio justo para un olivar vivo.

Ha puesto de manifiesto que este olivar ha sido la base de la economía, del paisaje y la cultura de los pueblos, y que ahora "se ahoga, se asfixia", porque no puede competir ni siquiera con los olivares tradicionales de la campiña, por costes y menor producción, pero que busca la supervivencia de la que dependen también los pueblos de la zona.

También se ha advertido de que este tipo de olivar tradicional no puede andar por el mismo camino que el resto si quiere sobrevivir, de ahí que hoy se haya dado el primer paso con esta caravana para salir del "letargo".

"Tenemos un problema en común con el resto" pero en muchas ocasiones las soluciones del resto del sector no son las mejores para el olivar de sierra, "necesitamos un chorro de oxigeno ya" han asegurado, al tiempo que han pedido "apoyo, sin ambigüedades" a las administraciones públicas, las organizaciones profesionales agrarias, las cooperativas, y a toda la población de otros territorios con olivar tradicional de sierra de España, "que son muchos".

La movilización en la Sierra de Segura quedó pendiente a consecuencia del coronavirus, y tiene como principal objetivo el de continuar con la exigencia de unos precios justos para el aceite y, en concreto, la defensa del olivar en pendiente.