EFEHuelva

La Unión de Pequeños Agricultores, UPA Huelva, ha mostrado su apoyo a la revisión del Plan de Ordenación de Regadíos de la Corona Norte de Doñana, conocido como Plan de la Fresa, y ha apelado al diálogo y al consenso en el proceso para buscar lo mejor para los agricultores.

La organización ha recordadoen un comunicado que el plan, cuya revisión han llevado al Parlamento andaluz a través de dos proposiciones de ley PP, Cs y Vox, se aprobó en 2014 y se hizo teniendo en cuenta una foto aérea del Condado de Huelva de ese año que se aplicó a 10 años después, "dejando fuera agricultores de toda la vida que ese año decidieron no plantar sus parcelas o una parte de ella y se quedaron fuera".

Han considerado que esta iniciativa "viene a darles pues seguridad jurídica, dado que la situación en la que quedaron desde el año 2014 les ha llevado a algunos de ellos incluso a tener problemas judiciales por el uso de sus tierras y el ejercicio de la actividad agraria".

UPA Huelva ha dejado claro que "no defenderá a quienes hayan invadido terreno forestal para convertirlo en agrícola sin la correspondiente autorización de cambio de uso otorgado por la administración ambiental competente, pero quienes quedaron fuera injustamente en 2014 tienen que recuperar su derecho histórico".

Ha mostrado su compromiso con el cumplimiento de las normativas ambientales y de sostenibilidad, desde la organización se ha hecho un llamamiento a la serenidad, al diálogo y al consenso entre todos los implicados en este proceso.

"El proceso de participación que implica esta proposición de ley debe hacerse con el objetivo único de buscar lo mejor para los agricultores, por lo que este asunto no debe utilizarse con carácter partidista o como campaña publicitaria negativa para el sector agrícola onubense", han concluido.