EFESevilla

El consejero andaluz de Economía, Rogelio Velasco, ha opinado este lunes que la salida de la crisis económica causada por la pandemia del coronavirus "no es el momento de subir impuestos, sino de mejorar la recaudación".

Velasco ha explicado, durante su comparecencia en la subcomisión de reactivación económica del Parlamento andaluz, que las numerosas desgravaciones del IRPF y bonificaciones del IVA, así como el fraude, "socavan" la recaudación fiscal en España hasta en siete puntos del PIB, lo que supone que cada año se dejan de recaudar unos 80.000 millones de euros.

Con esta recaudación, ha aseverado, "habría margen no sólo para mantener el Estado del bienestar sino, incluso, para bajar algo los impuestos".

El consejero ha señalado que la economía andaluza cayó el 5,4 % en el primer trimestre de este año, con respecto al anterior, y ha anunciado que volverá a desplomarse a tasas de dos dígitos en el segundo.

Ha explicado que la crisis del coronavirus "ha hecho estragos en la actividad económica", ha advertido de que "se va a cebar en los países del sur de Europa" y ha sostenido que tendrá una mayor influencia en Andalucía, por el mayor peso del turismo, un sector que, ha remarcado, "ha quedado especialmente dañado" y por los más elevados porcentajes de empleos temporales.

Ha añadido que si la previsión macroeconómica para España en este año era de una caída del 8 % en abril, este pronóstico ha empeorado en junio, con un pronóstico de un desplome del 12,8 %, aunque ha matizado que los últimos indicadores sobre la evolución del consumo han mejorado, lo que apuntarían a una salida de la crisis más rápida de lo previsto.

"La recuperación debe de ser una oportunidad única para la modernización de nuestra economía porque las viejas recetas ya no van a servir", ha apostillado.

Velasco ha relatado las medidas impulsadas por la Consejería de Economía para afrontar la pandemia del coronavirus, en especial las que han permitido que el curso universitario "se ha salvado", gracias a una "respuesta espléndida" frente al desafío desconocido que suponía la pandemia.

También ha valorado los planes implementados urgentemente por su departamento, como los 43 millones de euros en ayudas para innovación de empresas; 22 millones más para digitalización y teletrabajo; otros 11 millones para el comercio o los 3 millones para investigaciones sobre el coronavirus.