EFESevilla

Los cantaores sevillanos Tamara Aguilera y Pepe Rueda, ha llevado hoy a La Bienal su espectáculo ‘Cien años de arte’, que ha permitido al público que ha acudido a la iglesia de San Luis de los Franceses ver dos formas distintas de entender diversos palos del flamenco.

Ambos han alternado distintas composiciones y estilos, con los cantes propios de la gitanería en voz de Aguilera y el concepto de cantaor con el estilo de Juan Valderrama, Pepe Marchena o Pepe Pinto en el caso de Rueda.

Tangos, alegrías, seguiriyas, fandangos y bulerías han pasado por la voz de Tamara Aguillera, con soles de Cádiz, bulerías o cantes de Levante en voz de su compañero de escenario.

Las guitarras de Manuel Herrea y Pepe el Francés, y las palmas de Jose Antonio Montoya, Manuel Aguilera y David Romero han servido para completar este espectáculo.

Una cita que ha servido para ver el trabajo de Pepe Rueda a la hora de recuperar estilos y formas que en otras épocas estuvieron de plena actualidad, llevando a La Bienal el estilo de algunas de las grandes voces de la historia.

Por su parte, Tamara Aguilera posee una de las voces más flamencas del actual panorama, ya que es una gran conocedora que domina todos los cantes ya sean libres o de compás, y los expertos consideran que es algo que ha heredado su bisabuela, Paula Reyes.