EFESevilla

La bailaora gaditana María Moreno ha presentado hoy en La Bienal de Sevilla su espectáculo 'De la Concepción', un montaje en el que ha tenido una especial importancia en su preparación la labor que ha realizado Eva Yerbabuena.

A ella hay que adjudicarle la dramaturgia, dirección escénica y asesoramiento coreográfico, esto último junto a Andrés Marín, para ver la evolución sobre el escenario de una bailaora que debutó con 'Locos del tiempo', junto a Pilar y Juan Ogalla en la sala 'Central Lechera' de Cádiz.

"Todas las ecografías decían que yo iba a ser un niño, y nací niña. De niña jugaba a ser bailarina, y ahora bailo para poder seguir jugando", explica la bailaora para definir místicamente el sentido de su espectáculo, que esta noche ha llenado las gradas del Teatro Central de Sevilla.

Los responsables del proyecto han podido sacar adelante un trabajo que tiene en su repertorio seguiriya, juncal, soleá o una cantina, entre otros palos flamencos, en el que la guitarra de Óscar Lago, el cante de Enrique El Extremeño, Pepe de Pura y Antonio Villar y la percusión de Javier Teruel han sabido conjugar la música con la danza flamenca de Moreno en el escenario.

Una bailaora que, con sólo ocho años de edad, en 1994, empieza a formarse en el Conservatorio Profesional de Danza de Cádiz a la vez que con maestros como Javier Latorre, Rafaela Carrasco, Antonio Canales y Eva Yerbabuena, entre otros.

En 2004 entró a formar parte de la Compañía de Yerbabuena, con la cual estrena los espectáculos 'A cuatro voces', 'Eva' y '5 mujeres 5'.