EFESevilla

Rosario Guerrero, 'La Tremendita', ha llevado esta noche a La Bienal de Flamenco de Sevilla su espectáculo 'La Fuerza', donde esta trianera ha mezclado distintos palos del flamenco para llevar su poderío al escenario del Teatro Alameda, convertido en "café cantante" similar a los de finales del siglo XIX.

Es una de las innovaciones de esta XX Bienal de Flamenco, con la que se pretende homenajear a los locales en los que comenzó la profesionalización de este arte, donde resta noche se han escuchado colombianas como 'Puta mentira', serranas como 'Ni una sola palabra' o tangos como los que casi dan nombre al espectáculo, 'Mi fuerza'.

Una cita flamenca que ha tomado el relevo nocturno al 'Hábitat' de Argentina en el Alcázar, con una 'Tremendita' que ha puesto sobre la mesa "la ilusión de derrumbar esos muros ficticios para mirarnos de una vez a la cara, cuerpo a cuerpo, y enfrentar la verdad".

No se trata de una cantaora al uso, sino de una mujer que alterna su voz con varios instrumentos, que lo mismo se deja acompañar con una guitarra que por un bajo, y que además ha interpretado flamenco con las baterías y arreglos electrónicos de Daniel Suárez y Pablo Martín Jones, encargados junto a ella de la producción musical.

Los textos de Laurent Berger y la colaboración en la dirección artística y musical de Andrés Marín han completado la noche con la trianera como protagonista, bisnieta de Enriqueta la Pescaera, sobrina nieta de La Gandinga de Triana e hija de José El Tremendo.

Con estudios de solfeo y piano, ha dejado su sello en concursos como el Nacional de Córdoba, Antonio Mairena o el de La Unión, acompañando al cante a artistas de la talla de Belén Maya, Rocío Molina o Rafaela Carrasco, uniendo a su impresionante currículum el hecho de ser compositora de la mayoría de sus temas.

Rocío Molina o Javier Ruibal son algunos de los artistas que se han dejado dirigir por ella o con los que ha colaborado, y ahora su estilo particular ha llegado al escenario de La Bienal, todo un reto en su carrera que ha pasado con nota.