EFECórdoba

El Festival de Patios Cordobeses se ha abierto este lunes en un ambiente general de ilusión y a la búsqueda de recuperar el turismo perdido por la pandemia, después de que se suspendiese la edición del año pasado.

Tradicionalmente, es la batalla de las flores la que da paso a las celebraciones del mayo cordobés, que se inician con las cruces, que esta vez tampoco se han instalado por la situación sanitaria, aunque sí se ha organizado un Festival de Patios que cumple su centenario, reconocido como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, y que mañana inaugurará formalmente el alcalde, José María Bellido (PP).

Como termómetro, y antesala, la asociación Córdoba Ecuestre desbordó las expectativas el pasado sábado y su espectáculo 'Pasión y Duende del Caballo Andaluz', sin actividad desde enero y que en los últimos doce meses solo ha estado activo dos, tuvo que ser trasladado desde el picadero de las Caballerizas Reales hasta la pista central del complejo por la demanda de entradas.

Su presidente, Rafael Blanco, ha declarado a Efe que el espectáculo, un producto turístico, tuvo también alguna afluencia de cordobeses en esta ocasión, aunque la presencia de visitantes entre las 180 entradas que se vendieron (el aforo del picadero en la situación sanitaria actual es de cien) fue mayoritaria, expectativa que se mantiene por las consultas para esta semana, una vez abiertos los patios.

Para Miguel Ángel Roldán, presidente de la Asociación de Amigos de los Patios Cordobeses, "necesitábamos ya" la apertura de los recintos, la mayoría casas habitadas que se muestran al público, ante lo que "la ilusión es grande, el preludio a la fiesta ha sido con mucho público y la gente tiene ganas de patios".

Roldán ha explicado a Efe que el año pasado no hubo concurso, fue un certamen bajo la premisa de las medidas de seguridad que marcaron las autoridades sanitarias, y "este año, con las mismas medidas, pero se va a hacer en primavera, que es cuando realmente es la fiesta”.

Por ello, ha pedido que los visitantes tengan "paciencia, que se vaya a los recintos con tranquilidad porque el número de visitantes está acotado y que comprendan las medidas", aunque, excepto por eso, "va a ser un festival normal, con jurado, con premios, un concurso como fue en 2019".

El Ayuntamiento de Córdoba ha dispuesto de medidas extraordinarias, como ya hizo en el certamen de octubre, para que sea "una de las ediciones más seguras", según ha señalado a Efe la teniente de alcalde de Cultura y Patrimonio Histórico, Marian Aguilar (PP), que está convencida que esta convocatoria "viene a aportar muy positivamente al estado psicológico, anímico y económico de la ciudad".

La vertiente económica late sobre la celebración del mayo cordobés ya que el turismo, una actividad paralizada durante la pandemia, es capital para la economía local.

La teniente de alcalde de Turismo, Isabel Albás (CS), ha ofrecido hoy, durante la rueda de prensa de la Junta de Gobierno Local, datos de la patronal hotelera de la ocupación durante el fin de semana, que marcan un rumbo ascendente, aunque con "precios bajos", al haberse registrado un 15 por ciento el viernes y entre el 40 y el 50 el sábado.

Roldán espera "una afluencia grande, tenemos ganas, metámonos todos, de ver patios, con tranquilidad y medidas de seguridad que nos competen a todos, tanto a visitantes, como controladores como las personas que estamos en los patios".

Esa seguridad se ha llevado al extremo de que el Ayuntamiento gestionó el pasado viernes pruebas PCR a todos los propietarios y cuidadores y a los trabajadores vinculados a los 58 recintos que integran el Festival de Patios Cordobeses, habrá un controlador en cada patio y un coordinador por cada una de las seis rutas diseñadas, junto a informadores en cada una de ellas y un refuerzo en la zona del Alcázar Viejo.

Por su parte, el Patronato Provincial de Turismo, que depende de la Diputación, ha anunciado hoy la firma de un convenio con la Asociación de Amigos de los Patios Cordobeses para promocionar el destino Córdoba a través de la marca 'Patios de Córdoba', y el presidente del organismo provincial, Antonio Ruiz (PSOE), ha visitado el patio común de los museos de Bellas Artes y de Julio Romero de Torres, abierto también a las visitas con motivo de la fiesta.

El recinto, propiedad de la Diputación, acoge, al mismo tiempo, una intervención de la artista y arquitecta mexicana Lucila Veloz sobre las connotaciones y significados de la migración que protagoniza cada año la mariposa monarca desde Canadá hasta México, y por el se tiene que pasar para llegar a otro patio, el de la casa de Julio Romero de Torres, abierta en parte con una muestra de la colección arqueológica de la familia.

Álvaro Vega