Publicidad
  • El Toro del Aguardiente de San Roque (Cádiz) se salda sólo con revolcones
  • Algeciras (Cádiz), 13 ago (EFE).- El municipio de San Roque (Cádiz) ha celebrado esta mañana la tradicional suelta del Toro del Aguardiente sin ninguna incidencia, únicamente algún revolcón ante el que no tuvieron que intervenir los efectivos sanitarios.

    Según ha informado el Ayuntamiento de San Roque en un comunicado, el momento más tenso se dio cuando un mozo quedó enganchado por la soga del toro.

    El toro "Gavilán", de la ganadería de Joaquín Núñez, ha sido el encargado de poner el punto y final a la Feria Real 2018, en una suelta a la que han acudido miles de personas y que comenzó a las 7.00 horas recorriendo varias calles del municipio, tirado por una cuerda por miembros de la peña del Toro del Aguardiente, y entre decenas de corredores, hasta llegar a la plaza de toros.

    En la plaza, se han soltado también tres vaquillas de las ganaderías Hermanos Lavi Ortega, Sánchez de Alva y El Torero.

    El Toro del Aguardiente constituye un festejo de gran popularidad y atrae a numerosas personas de otros lugares, tanto en el encierro como en la Plaza de Toros, donde se completa el espectáculo.

    El tradicional Toro del Aguardiente es una actividad de la que ya se tienen noticias en el Gibraltar de la Edad Media, aunque las certezas históricas se remontan al siglo XVII.

    El antecedente más antiguo de estas fiestas se encuentra en la celebración del "Toro de la Soga", posteriormente conocido como Toro del Aguardiente, que se remonta a 1649, antes incluso de la fundación de San Roque.

    Justo donde hoy se encuentra la parroquia Santa María la Coronada se hallaba la ermita dedicada a este santo. Cada 15 de agosto los gibraltareños se trasladaban a dicho lugar en romería. El festejo más esperado era el de los toros que se ataban a un árbol con una larga cuerda.

Publicidad