EFEGranada

Al menos diez ancianos de una residencia de mayores de Cájar (Granada) han fallecido en los últimos días a consecuencia del coronavirus COVID-19, según han informado a Efe fuentes sanitarias.

Desde la residencia afectada han eludido de momento hacer declaraciones y han señalado que su prioridad ahora es informar a los familiares de los internos del centro.

A las puertas de la residencia "Cáxar de la Vega" un portavoz de los trabajadores ha pedido, en declaraciones a los medios, respeto a los residentes y a su privacidad y que les dejen trabajar.

De momento, se desconoce cuántos de ellos han muerto en la residencia o si algunos habían sido derivados hasta centros hospitalarios.

Algunos familiares han trasladado a Efe que son únicamente informados a través de servicios como WhatsApp del estado de sus allegados, si se encuentran bien o presentan algún tipo de sintomatología, sin facilitarles más detalles sobre la situación general en la residencia.

La alcaldesa de Cájar, Mónica Castillo de la Rica, ha indicado a Efe que, aunque desconoce la cifra exacta de fallecimientos, la semana pasada tuvo conocimiento de la muerte de al menos cuatro de los internos en este centro privado.

El propio Ayuntamiento llevó a cabo labores de desinfección en el entorno de esta residencia, la de mayor tamaño de las dos con las que cuenta el municipio, ha precisado la regidora.

La residencia de Cájar se ha convertido en uno de los principales focos del coronavirus en Granada, donde otra residencia de ancianos, El Balcón de La Zubia, ha contabilizado desde el pasado 12 de marzo otras nueve muertes, la mayoría parte de ellas también por COVID-19.

De estos nueve fallecidos, cinco han muerto en el hospital por COVID-19, dos lo han hecho en la residencia a causa de otras patologías previas y los dos restantes presentaban síntomas compatibles con el COVID-19, aunque no se ha acreditado que la causa del fallecimiento fuera el virus porque no se les han practicado pruebas al respecto, informó a Efe la directora del centro, Carmen Gálvez.