EFEGranada

El vicepresidente de la Junta de Andalucía y líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, ha alertado de que la nueva convocatoria electoral será la "tormenta perfecta" que traerá consecuencias "nefastas" de las que ha responsabilizado a la falta de diálogo del socialista Pedro Sánchez.

El líder de Cs en Andalucía ha hecho estas consideraciones durante un desayuno informativo organizado por Ideal en Granada que ha aprovechado para reprochar al presidente en funciones que "nunca" haya querido alcanzar acuerdos.

Marín ha recordado que Sánchez no ha aceptado la mano tendida de Unidas Podemos pese a las renuncias de Pablo Iglesias y ha criticado que tampoco se haya sentado a dialogar con Albert Rivera tras su propuesta de este lunes para la abstención.

"No ha querido ni sentarse a la mesa, nos responde por carta que él ya cumplía con lo que estábamos pidiendo", ha incidido Marín, que ha comparado esa respuesta con las negociaciones que se mantuvieron durante un mes en Andalucía hasta alcanzar "el gobierno del cambio".

"No es de recibo, hay que hablar siempre, aunque no te guste lo que tienes que escuchar", ha añadido el líder de Cs en Andalucía, que ha alertado de las consecuencias "desgraciadamente negativas" que conllevará la convocatoria electoral.

Marín ha considerado que sin ser optimistas ni pesimistas, el escenario "es complicado" porque la convocatoria de elecciones genera incertidumbre social y para las empresas que pretenden implantarse en el país.

"Creo que el Gobierno de España nos ha llevado a un escenario de la tormenta perfecta, que a Sánchez no le ha temblado el pulso para provocar esta tormenta perfecta", ha añadido el vicepresidente de la Junta.

Ha detallado que esa tormenta se sustenta en un gobierno en funciones desde hace más de un año, unos presupuestos prorrogados desde la época de Rajoy, un Brexit duro, una economía europea en recesión, la pérdida de la confianza de los mercados y de la situación por esa lucha permanente entre Estados Unidos y China.

"Y me pregunto, ¿este era el momento? ¿No tenía que haberse impuesto el diálogo, intentar llegar a un acuerdo y que no hubiera elecciones? Creo que merecía la pena intentarlo porque el precio va a ser demasiado alto para España", ha cuestionado Marín.

Ha añadido que la Junta trabajar para intentar que ese precio "no sea también alto para Andalucía", para lo que ha dicho que se van a "encapsular" con una velocidad de crucero y sin entrar en la pelea electoral.

"El diálogo no ha sido imposible entre Cs y PSOE, la mano tendida era bastante fácil de agarrar. El 99 % de los ciudadanos estaba de acuerdo y Rivera no lo propuso antes porque había una negociación previa", ha explicado a preguntas de los periodistas antes de añadir que no hay "excusas" para esta convocatoria electoral.