EFEGranada

Un informe de la Abogacía del Estado ha avalado la permanencia del legado de Federico García Lorca en el centro construido en Granada para albergarlo ya que, una vez que concluya un usufructo fijado en tres años, se mantendría "vigente" el convenio firmado en 2007 relativo a la obligación de su depósito.

El portavoz del equipo de Gobierno del PSOE, Baldomero Oliver, junto a la concejal de Cultura, María Leyva, ha informado hoy en rueda de prensa de este pronunciamiento de la Abogacía del Estado, que se produce después de que los grupos de la oposición plantearan dudas sobre la llegada de este legado y varios acuerdos firmados.

Según Oliver, el informe pone "punto y final" al que ha considerado un "culebrón artificialmente montado" por la oposición municipal que ha "intentado sin éxito sembrar dudas y sombras" sobre la llegada del legado del poeta de Fuente Vaqueros.

El portavoz ha explicado que, además de remitir este asunto a la Fiscalía -que decidió no abrir procedimiento penal sobre posibles irregularidades en la gestión económica-, se pidió a la Abogacía del Estado que aclarara el régimen jurídico del legado, las posibles consecuencias de un acuerdo privado entre la Fundación que representa a la familia de poeta y LaCaixa, y la permanencia del legado en Granada.

Respecto al primer aspecto, ha detallado, el informe señala que la situación jurídica actual del legado es la de un "usufructo oneroso" que concede la exclusividad de la posesión y del uso del legado al Consorcio público del Centro Lorca durante tres años.

En ese período se prevé además la constitución de una fundación pública andaluza que sería la titular última de dicho legado.

Respecto al acuerdo privado entre la Fundación Lorca y LaCaixa expresa claramente que no vincula al consorcio "en ningún caso" y que las obligaciones derivadas del mismo lo son entre las dos primeras entidades.

Finalmente, ha insistido en que la Abogacía del Estado haya avalado que el legado "ha venido para quedarse en Granada", ya que incluso aunque no se constituyera la fundación pública que asumiera finalmente su titularidad, seguiría vigente el convenio firmado en 2007 con la fundación, que obliga a su depósito en el centro.