EFEGranada

La Consejería de Cultura ha reactivado El Legado Andalusí como herramienta para preservar, estudiar y difundir la historia y ha inaugurado una exposición sobre el uso y los significados de los baños árabes, un recorrido por su historia desde piezas únicas como planos, una piedra pómez o varillas de color.

La muestra "Los baños en Al-Andalus" ofrece en el Museo Casa de los Tiros de Granada un recorrido por los tipos de hammam y compila los datos sobre su uso, el número que hay y el estado de conservación de cada un de ellos.

La exposición materializa además, según la consejera de Cultura, Patricia del Pozo, el impulso a la Fundación para potenciar su trabajo investigador, de difusión y de preservación de la herencia cultural y artística de Al-Andalus.

Los baños fueron una institución indispensable en la vida cotidiana de los habitantes andalusíes y se usaron durante años como espacios esenciales de purificación, higiene y encuentro social hasta que con el tiempo muchos cambiaron su uso original para reutilizarse como viviendas, lavaderos, almacenes o talleres.

La muestra es una importante labor de investigación y de recopilación de recursos e informaciones de La Fundación Andalusí sobre estos baños para reconstruir con rigor sus usos y sus significados desde aspectos históricos, sociales, arqueológicos, arquitectónicos, artísticos y estéticos.

Destaca el número y la calidad de algunos hammam en Andalucía, como el baño real de la Alhambra, el del Palacio de Villardompardo o el de Ronda, sitios excepcionales cuyas características y singularidades pueden conocerse en esta exposición.

La exposición pone en valor la importancia de los baños en las distintas regiones del Mediterráneo y realiza un recorrido histórico desde su origen hasta la actualidad a través de piezas inéditas como una piedra pómez o unas varillas usadas para dar color procedentes de los baños árabes de Ronda y cedidas por el museo de la ciudad.

Destacan manuscritos de gran valor como las planimetrías de los baños árabes de Jaén y de las Mercedarias de Granada, cedidas por el Archivo de la Alhambra, así como los estudios de finales del siglo XIX de los baños granadinos, realizados por Gómez-Moreno -padre e hijo- y cedidos por el Instituto Gómez-Moreno, de la Fundación Rodríguez-Acosta (Granada).

La muestra cuenta también con la colaboración de otras instituciones y particulares como el Centro Cultural de los Baños Árabes de Villardompardo (Jaén), el Museo Arqueológico y Etnológico de Granada; el Museo Casa de los Tiros (Granada) y las colecciones particulares de Eduardo Páez e ICM de Granada.