EFEGranada

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales en funciones, María José Sánchez Rubio, ha reiterado el respeto de la Junta a los órganos judiciales y a la sentencia de la Manada, ratificada por el TSJN, aunque ha recalcado que no cree que responda a la realidad.

Sánchez Rubio ha hecho estas consideraciones a preguntas de los periodistas durante un acto en Granada y después de que el alto tribunal navarro haya confirmado la condena de nueve años de prisión a cada uno de los cinco miembros de la Manada por un delito continuado de abuso sexual con prevalimiento.

La consejera de Igualdad ha reiterad el respeto de la Junta a los órganos judiciales, "y por tanto la aceptación de la sentencia", aunque ha recurrido a ese mismo respeto para recalcado que cree que la sentencia no responde a la realidad de los hechos.

"Es verdad que cuando se juzga se describe una realidad que va mucho más allá del abuso, que hablamos de violencia sexual tal y como se describe e incluso de violación", ha interpretado la titular de Igualdad, que ha considerado que reducir los hechos a abuso no se corresponde con "la realidad de lo que pasó".

Ha recalcado que se trata además de una "realidad terrible" y ha subrayado que a los hechos se suma un repunte de la violencia sexual que se ejerce hacia las mujeres y también hacia los niños.

"Creo que hay que tomar conciencia y aplicar la norma de manera muy rigurosa y ejemplar", ha resumido Sánchez Rubio.

La sentencia confirmada cuenta con un voto particular de dos de los cinco magistrados, Joaquín Galve y Miguel Ángel Abárzuza, que estiman que habría que condenar a los cinco procesados por un delito continuado de agresión sexual, al apreciar la existencia de intimidación, a sendas penas de catorce años, tres meses y un día.