EFEGranada

La Universidad de Granada ha fijado unos aforos al 50 % para sus clases y servicios en el curso 2020-2021, que arranca este próximo 21 de septiembre y en el que apostará por la semipresencialidad con la instalación más de 300 cámaras de retransmisión, ha informado este jueves su rectora, Pilar Aranda.

En una rueda de prensa, la rectora ha pedido ayuda para trasladar un mensaje "de seguridad y tranquilidad" a la comunidad universitaria, que cuenta con campus en Granada y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla y está integrada por más de 60.000 estudiantes y 7.100 trabajadores.

Aranda ha destacado el esfuerzo de la institución académica por mantener el próximo curso la vida universitaria y ha explicado que aunque se han fijado aforos al 50 % y se ha apostado por la semipresencialidad para las más de 8.700 asignaturas que se impartirán, existirá flexibilidad y para prácticas, seminarios y exámenes la presencia de estudiantes podrá ser total.

Siguiendo las indicaciones de las autoridades sanitarias, la UGR impondrá además el uso obligatorio de mascarillas, el lavado de manos, la distancia social y la ventilación.