EFEGranada

El Consejo Andaluz de Colegios de Médicos (CACM) ha reivindicado más profesionales para garantizar una atención adecuada y mejorar la media de un facultativo para cada 253 habitantes y, ante posibles brotes de la COVID-19, ha apostado por la solidaridad territorial y la colaboración con la sanidad privada.

Lo ha hecho durante la presentación este jueves del informe de 'Demografía Médica Andaluza' de 2019, un trabajo dedicado a analizar la situación actual del sector en la comunidad.

Con los datos de este análisis, el CACM pretende poder establecer las medidas necesarias para mejorar el desarrollo profesional y garantizar el mayor nivel de calidad asistencial de los pacientes.

Ente las conclusiones del informe, el Consejo ha destacado tanto el aumento de colegiados, con 47.575, como el de médicos que están en activo, que han superado los 33.200 en 2019.

Según los datos del Consejo, Andalucía cuenta con un médico para cada 253 habitantes, por lo que ha reivindicado un mayor número de facultativos para garantizar una atención adecuada y responder a las jubilaciones venideras.

En esta reivindicación, el CACM se ha sustentado en la edad de la población médica en Andalucía, en la que menos del 20 % son menores de 35 años frente al 47 % de los médicos que superan los 55 años y que se jubilarán previsiblemente en la próxima década.

Con estos datos, el Consejo ha subrayado la necesidad de convocar más plazas MIR en los próximos años, un camino para frenar el déficit de médicos ya existente.

El año pasado se convocaron en Andalucía 1.117 plazas MIR, un dato que el Consejo ha tachado de insuficiente ya que, atendiendo a las cerca de 2.000 jubilaciones anuales previstas, se generaría un déficit de 833 plazas.

Las especialidades con más colegiados son las de Medicina Familiar y Comunitaria, con 9.475 médicos, seguida de Pediatría (2.614) y Medicina interna (1.867 facultativos), datos que contrastan con los 38 colegiados especialistas en Inmunología o los 96 médicos de Geriatría en toda Andalucía, pese a lo que no se ha convocado ninguna plaza MIR para esta especialidad en 2020.

El Consejo Andaluz de Colegios de Médicos también ha presentado hoy un informe con recomendaciones antes futuros brotes del COVID-19, un documento de la Comisión Andaluza de Deontología Médica en el que se ha analizado la gestión sanitaria realizada en la primera oleada de la pandemia.

El informe ha realizado un análisis sobre los aciertos y errores cometidos desde el punto de vista científico y social y ha destacado la necesidad de mantener la vigilancia epidemiológica para prevenir la transmisión, pero también la importancia de la responsabilidad de los ciudadanos, especialmente de los jóvenes.

El especialista y miembro de la Comisión Andaluza de Deontología Médica José María Domínguez ha reclamado una necesaria colaboración entre la medicina púbica y la privada ante un nuevo posible brote epidémico y "la relevancia de la solidaridad interterritorial".