EFEGranada

El Colegio de Médicos de Granada ha calificado de gran error que el coronovarius tenga una consideración similar a la gripe y han vinculado su expansión a la ausencia de medidas de control por una estrategia centrada casi en exclusiva en la vacunación.

Este órgano colegial ha recordado que la sexta ola de la pandemia ha generado numerosos afectados y una sobrecarga en los centros sanitarios que repercute de forma negativa en los profesionales, que mantienen una sobrecarga de trabajo a la que se exponen ya "exhaustos, cansados física y psicológicamente".

Según el Colegio de Médicos de Granada, esta sexta ola es consecuencia de la ausencia en las últimas semanas de las medidas necesarias en el control de la enfermedad y a que la acción para frenar la pandemia se ha basado casi de forma exclusiva en la vacunación.

Han añadido que el control de aforos y de horarios y la implantación de medidas de ventilación en lugares cerrados hubiesen contribuido de forma decisiva a minimizar el impacto del covid.

Las bajas laborales han empeorado una presión asistencial que se repite en los servicios de urgencias, tanto de primaria como de hospital, en los laboratorios de microbiología, en las unidades de medicina preventiva y salud laboral, y desde hace unas semanas también en los hospitales.

La Junta de este órgano colegial ha reconocido que la pandemia es una situación "difícilmente abordable" pero ha pedido a las administraciones que tomen medidas preventivas eficaces para evitar picos de incidencia y ha calificado de gran error asemejar el covid a una gripe.

Los médicos de Granada han exigido además que el covid deje de ser arma para el enfrentamiento político y que se incrementen las plantillas, además de un cambio en el modelo de atención primaria.

"La única forma de superar esta situación es colaborando entre todos a superarla", han resumido antes de pedir colaboración y responsabilidad ciudadana.