EFEGranada

El músico Miguel Ríos estrena en su Granada natal una fundación dedicada al rock y la solidaridad, una labor social a la que da nombre como referente cultural, en la que tiene como acompañantes a la Universidad de Granada y la ONCE, y a la que ha comprometido su energía para generar una sociedad mejor.

Ríos, que ha cantado siempre su vuelta a la Granada de la que se fue con 17 años, tendrá una nueva casa en esta capital andaluza gracias a la Fundación Miguel Ríos por el Rock y la Solidaridad, una apuesta que materializa su "ligazón" con su tierra.

El rockero da nombre a una fundación que suma como patronos a la Universidad de Granada (UGR) y la ONCE, "los cimientos" de un proyecto en el que el artista pretende ser "la percha" que sustente ideas, compromisos, acciones y estrategias.

"Tener la posibilidad de que una ciudad te adopte como referente es algo que ni en mis mejores sueños pude pensar que me iba a pasar", ha apuntado Ríos, que ha "culpado" a sus sobrinos de un proyecto que puso los primeros cimientos en 2011 y que crece con arraigo y apoyos.

La Fundación Miguel Ríos servirá para difundir y estudiar las músicas urbanas y la cultura vinculada al rock y planificará y desarrollará actividades solidarias para defender los sectores más desfavorecidos vinculados a discapacidad, migraciones y desigualdad socioeconómica y facilitará la inclusión.

El director general adjunto de la ONCE, Patricio Cárceles, ha recordado que la unión de la Organización con el rockero quedó patente en 2011, cuando le dedicaron un cupón.

"Cumplía 50 años de música y se iba a retirar. Y once años después estamos constituyen la Fundación en la que llevamos años trabajando de manera muda", ha añadido Cárceles.

"Está llamada a convertirse en un referente en términos de concienciación, un revulsivo social y empresarial en el sector de las industrias culturales y reivindicar la cultura como valor", ha apuntado Cárceles para describir la Fundación.

Pilar Aranda, rectora de la Universidad de Granada que declaró doctor honoris causa a Ríos, ha destacado que el rockero y su querencia a la cultura ayudan a generar mejores personas y ha blindado el apoyo de la UGR a la meta de construir una sociedad más solidaria y mejor.

La Fundación Miguel Ríos ha nacido con sede, "La Casa de las Músicas", un punto de encuentro para generar y planificar actividades que tiene sus cimientos en CajaGranada Fundación.

El alcalde de Granada, Francisco Cuenca (PSOE), ha considerado a Ríos parte de la "Marca Granada" que vincula a la ciudad con la cultura y con la música y le ha agradecido su compromiso de utilizar esa música "para que pasen cosas".

"Esta es una iniciativa cultural para que el legado de Miguel Ríos vaya más allá de su obra", ha adelantado Cuenca, que ha apostado por sostener un laboratorio de música urbana que mire las tendencias de la calle y que convierta a Granada en un referente nacional y en un punto de encuentro.

La Fundación Miguel Ríos, con unos estatutos rubricados este martes, constituirá ahora una comisión de contenidos para implicar a entidades, instituciones y empresas y beneficiar a la sociedad.

"Hay unas edades en las que nos pasan cosas y no nos enteramos porque estamos al principio o al final. A mí me ha pasado esto", ha apuntado Ríos, que ha recibido con orgullo el "mandato" y se ha comprometido a ser percha para ideas que mejoren la igualdad y la dignidad de las personas.

"Lo que más me gusta de la vida es que la gente me quiera porque yo quiero a la gente", ha resumido el rockero, que ha subrayado su admiración hacia los músicos que se han quedado en Granada.

"Necesito algo que de una puta vez me traiga a Granada. Estoy volviendo todo el tiempo y necesito algo que me deje aquí", ha resumido antes de decir que se va "contento y obligado con este compromiso" al que pondrá "toda la energía".